time-business


Frédérique Constant, batallando en dos frentes

ENTREVISTA

English Français
octubre 2020


Frédérique Constant, batallando en dos frentes

Si bien se habla mucho de Frédérique Constant como una de las raras marcas suizas que ofrece relojes inteligentes, la marca sigue centrada en el reloj mecánico, que constituye la gran mayoría de su producción. Acaba de lanzar una renovada colección Highlife. El director general Niels Eggerding nos habla de las adaptaciones que la empresa ha realizado en respuesta a la pandemia.

L

a producción de Frédérique Constant oscila entre dos mundos que a menudo se colocan en oposición. Por un lado, la marca fundada en 1988 continúa su exploración de modelos mecánicos, que son su core business. El último punto culminante de esta avenida de investigación es la colección Highlife recientemente relanzada.

Por otro lado, en 2020 la marca, pionera en la hibridación de la relojería tradicional y conectada, presentó un nuevo reloj inteligente con pantalla analógica, el Smartwatch Vitality, con una esfera digital revelada bajo demanda. Gracias a un sensor desarrollado por Philips Wearable Sensing, este modelo tiene capacidad de monitorización de frecuencia cardíaca.

La producción de Frédérique Constant oscila entre dos mundos que a menudo se colocan en oposición.

Frédérique Constant lanzó los primeros modelos de su colección Highlife hace más de 20 años. En 2020, la marca actualizó y revitalizó esta colección histórica al agregar tres nuevos modelos: Highlife Perpetual Calendar Manufacture, Highlife Heart Beat y Highlife Automatic COSC.
Frédérique Constant lanzó los primeros modelos de su colección Highlife hace más de 20 años. En 2020, la marca actualizó y revitalizó esta colección histórica al agregar tres nuevos modelos: Highlife Perpetual Calendar Manufacture, Highlife Heart Beat y Highlife Automatic COSC.

En la superficie, estas dos categorías de relojes no son tan diferentes. Frédérique Constant ha optado por ser discretamente “inteligente”, de una manera que complementa la estética de un reloj tradicional en lugar de distorsionarla. El Director General de la marca, Niels Eggerding, puede sentirse bastante solo en este segmento, dado que la industria relojera Suiza en su conjunto ha dado la espalda a las nuevas tecnologías que él cree que son esenciales para su éxito a largo plazo.

Nos reunimos con él para discutir las consecuencias del Covid-19, la experiencia del teletrabajo y las innovaciones clásicas y conectadas de la marca.

Niels Eggerding es el Director General de Frédérique Constant.
Niels Eggerding es el Director General de Frédérique Constant.

Europa Star: ¿Qué medidas inmediatas tomó en respuesta a la pandemia?

Niels Eggerding: Ya en febrero, ante lo que estaba pasando en China, aseguramos nuestras filiales y líneas de producción, para estar preparados para afrontar los próximos seis meses con relativa serenidad. En marzo, cuando quedó claro que Europa se vería afectada, damos licencia a nuestros equipos para superar este período difícil y, a partir del 22 de marzo, pasamos al teletrabajo.

“Se formaron dos grupos de trabajo: por un lado, los que podían trabajar desde casa, y por otro lado, los que tenían que venir a los talleres”.

Sin embargo, en ningún momento cerramos la fábrica: quería que siguiéramos reactivos y venía a la oficina todos los días. Se conformaron dos grupos de trabajo: por un lado, los que podían trabajar desde casa, y por otro lado, los que tenían que acudir a los talleres. Las rotaciones se implementaron para que hubiera la menor cantidad de personas presentes al mismo tiempo.

El nuevo reloj conectado de Frédérique Constant, el Smartwatch Vitality, con su esfera digital revelada bajo demanda. En este nuevo reloj, la frecuencia cardíaca ahora se mide en la muñeca, gracias a la integración de un sensor de última generación desarrollado por Philips Wearable Sensing.
El nuevo reloj conectado de Frédérique Constant, el Smartwatch Vitality, con su esfera digital revelada bajo demanda. En este nuevo reloj, la frecuencia cardíaca ahora se mide en la muñeca, gracias a la integración de un sensor de última generación desarrollado por Philips Wearable Sensing.

¿Como fué la experiencia del teletrabajo?

En Mayo, nos dimos cuenta de que para muchos empleados, el aislamiento no había sido beneficioso. Adaptamos los horarios para permitir un retorno casi a la normalidad respetando el distanciamiento social y el número máximo de empleados permitido. Desde Junio, todos han regresado, pero solo en una semana de cuatro días, de lunes a jueves.

También hemos introducido “carriles de tráfico” internos para evitar que las personas se choquen entre sí. Por supuesto, las mascarillas son obligatorias durante las reuniones. Lo que puedo decirles es que todos están felices de volver a los talleres.

A largo plazo, ¿cómo transformará esta crisis su forma de operar y sus objetivos?

Tendremos que reajustar nuestros objetivos, administrar subsidiarias e inventarios de manera diferente y enfocarnos en cadenas de producción “continentales” en lugar de “intercontinentales”. Conoceremos el impacto real de la crisis en los próximos 12 a 18 meses. Debemos ser reactivos y centrarnos en el comercio electrónico. En ese sentido, Frédérique Constant pudo lograr en tres meses lo que normalmente tomaría al menos un año: hemos renovado completamente nuestro sitio web, que ahora puede albergar ventas directas, algo que hemos presentado como apoyo para nuestros revendedores.

“En lo que respecta al comercio electrónico, pudimos lograr en tres meses lo que normalmente tomaría al menos un año. Pero conoceremos el impacto real de la crisis en los próximos 12 a 18 meses.”

Por primera vez, la Classic Worldtimer Manufacture llega este año vestido con una caja de oro rosa de 18 quilates, en una edición limitada de 88 piezas.
Por primera vez, la Classic Worldtimer Manufacture llega este año vestido con una caja de oro rosa de 18 quilates, en una edición limitada de 88 piezas.

En términos más generales, ¿cómo cree que se va a transformar la industria relojera Suiza en su conjunto?}

El sector de la relojería, sin duda, se verá muy afectado. Nuestra industria ya ha ignorado por completo el impacto de los relojes inteligentes en los últimos años, y es Apple quien ha ganado esta batalla. Hoy, solo para hablar de la crisis, creo que los grupos son lo suficientemente fuertes como para absorber el impacto y sobrevivir. Pero muchas marcas van a quebrar en los próximos 24 meses y eso da miedo. Solo sobrevivirán aquellos que sean flexibles y estén dispuestos a reinventarse. Para los demás se acabará el juego...

“Nuestra industria ha ignorado por completo el impacto de los relojes inteligentes en los últimos años, y Apple ha ganado esta batalla.”

Dado el nuevo contexto, ¿se está enfocando en ciertos tipos de modelos en particular, por ejemplo, más relojes mecánicos y menos de cuarzo?

Parece ser un hecho que los clientes que no quieren relojes mecánicos se sienten más atraídos por los relojes inteligentes que por los modelos de cuarzo. El segmento de cuarzo, sin duda, ha sido canibalizado por los relojes inteligentes.

Incluyendo su nuevo Smartwatch Vitality, ¿qué proporción de su salida representan los modelos conectados?

No más del 10% de las ventas totales. Frédérique Constant es, ante todo, un productor de relojes mecánicos. La industria relojera Suiza está lejos de ser pionera en el campo de la conexión. Para seguir siendo competitivas y atractivas, las marcas deben reescribir su guión al menos cada seis meses, cada vez que lanzan un modelo conectado. Esta tecnología evoluciona mucho más rápido que el reloj tradicional y, por lo tanto, es más difícil de dominar.

«Los clientes que no quieren un reloj mecánico se sienten más atraídos por los relojes inteligentes que por los modelos de cuarzo.»

Frédérique Constant presenta el modelo Runabout RHS Chronograph Automatic como homenaje a su colaboración con la empresa de yates Italiana Riva.
Frédérique Constant presenta el modelo Runabout RHS Chronograph Automatic como homenaje a su colaboración con la empresa de yates Italiana Riva.

¿Qué va a hacer en Abril de 2021, como parte del futuro evento de relojería que se celebrará en Ginebra, tras la desaparición de Baselworld?

En este contexto de incertidumbre, nuestra filosofía es “esperar y ver”. El Salón del Automóvil de 2021 ha sido cancelado y para Watches & Wonders nada está realmente claro ... Frédérique Constant tiene la suerte de tener una magnífica fábrica. Así que nos inclinamos hacia un escenario de “puertas abiertas”, con conductores disponibles para los visitantes que quieran descubrirnos o conocernos mejor, mientras esperamos a que pase la tormenta y permitamos volver a lo que solíamos hacer. llamar “normalidad”.

EUROPA STAR CLUB - ¡ÚNASE COMO MIEMBRO !
Nuestra base de datos incluye a más de 100.000 páginas y 70 años de historia de la relojería con todas las herramientas de búsqueda a su disposición. Un tesoro para todos los conocedores profesionales y aficionados.