80. time-keeper


Holthinrichs, maravillosos relojes de Delft

GALERÍA

English
abril 2019


Holthinrichs, maravillosos relojes de Delft

Utilizando una técnica muy moderna, la impresión en 3D, para implementar una cierta visión del diseño atemporal de relojes, Michiel Holthinrichs es un orgulloso embajador de la escena artística contemporánea en la famosa ciudad Holandesa. Presentamos aquí algunos de sus trabajos.

E

n la historia del arte, la Escuela de Pintura de Delft fue un movimiento importante en los Países Bajos de mediados del siglo XVII. Su representante más famoso fue Charles Vermeer. Este movimiento fue mejor conocido por su agudo sentido de los detalles en escenas de la vida cotidiana, retratos y naturalezas muertas. Era una edad de oro para los Países Bajos, tanto económica como culturalmente, que acababa de obtener la independencia de España.

Su sentido de la estética no es diferente de los maestros del siglo XVII, con un toque moderno: su uso de la impresión de metal en 3D.

Establecido en el centro histórico de Delft, el relojero Michiel Holthinrichs es un orgulloso embajador de la escena artística contemporánea en la ciudad Holandesa. Su sentido de la estética no es diferente de los maestros del siglo XVII, con un toque moderno: su uso de la impresión en metal en 3D para elaborar sus diseños, con un cierto sentido de belleza atemporal...

«La belleza siempre me ha fascinado y al principio me llevó a convertirme en arquitecto», dice. «La práctica me ha enseñado que los compromisos a favor de los costos y la eficiencia a menudo vienen a expensas de mi búsqueda de la belleza. Esta experiencia es lo que me llevó a la relojería». Dibujando sus primeros bocetos en 2013 y luego realizando pruebas de impresión 3D, Michiel Holthinrichs lanzó su primer modelo, Ornament 1 Ruthenium, hace tres años.

“El concepto específico de agregar material, en lugar de eliminarlo, requiere una nueva forma de pensar poco convencional al diseñar”.

The Ornament 1 Delft Blue se presentó para celebrar la ciudad de Delft. El año pasado, en la feria EPHJ en Ginebra, Michiel Holthinrichs lanzó un primer reloj de oro macizo impreso en 3D. Desde entonces, comenzó la producción de sus propias esferas y presentó el primer reloj de platino con impresión 3D.

La impresión 3D en metal es un aspecto clave en su trabajo. «El concepto específico de agregar material, en lugar de eliminarlo, requiere una nueva forma de pensar poco convencional al diseñar, dice. El uso de la impresión 3D permite la creación de diseños sin precedentes con opciones de gran alcance para la personalización. Aunque parezca paradójico a este uso de tecnología punta, cada parte del reloj se termina a mano en mi taller. Con esta combinación de presente y futuro ofrezco series pequeñas o relojes personalizados bajo pedido.»

La siguiente galería ofrece una visión del mundo relojero de Michiel Holthinrichs.