time-keeper


Una introducción al Pelagos FXD de Tudor

English Pусский
noviembre 2021


Una introducción al Pelagos FXD de Tudor

Con el modelo Pelagos FXD, donde el FXD se refiere a las barras de correa fija extra robustas de la caja, Tudor está reviviendo su histórica colaboración con la Armada Francesa. La marca presenta un reloj técnico que cumple con un conjunto único de especificaciones que fue desarrollado en conjunto con los nadadores de combate de la Armada Francesa, el prestigioso Commando Hubert.

D

esde la década de 1950 y la creación de Tudor de uno de los primeros relojes de buceo profesionales modernos hasta la década de 1980, la marca ha sido un proveedor habitual de la Armada Francesa.

Con el modelo Pelagos FXD, donde el FXD se refiere a las barras de correa fija extra robustas de la caja, Tudor está reviviendo esta colaboración histórica. La marca presenta un reloj técnico que cumple con un conjunto único de especificaciones que fue desarrollado en conjunto con los nadadores de combate de la Armada Francesa, el prestigioso Commando Hubert.

Puntos clave

1. Caja de titanio satinado de 42 mm con barras de correa fijas, mecanizadas a partir de un solo bloque, y fondo de caja grabado con el logotipo de Marine Nationale (Marina Francesa) y la inscripción “MN21” (Marine Nationale 2021), inspirada en los grabados originales de los años setenta y ochenta.

2. Bisel giratorio bidireccional de titanio con inserto de cerámica y relleno de material luminiscente Swiss Super-LumiNova® grado X1 Graduación retrógrada de 60 minutos

3. Esfera azul marino mate con marcadores horarios aplicados rellenos de material luminiscente Swiss Super-LumiNova® de grado X1

4. Calibre de la manufactura MT5602, certificado por el Instituto Oficial Suizo de Pruebas de Cronómetros (COSC) con un muelle del volante de silicio y una reserva de marcha de 70 horas.

5. Agujas “Snowflake”, uno de los sellos distintivos de los relojes de buceo Tudor presentados en 1969, con relleno de material luminiscente Swiss Super-LumiNova® grado X1.

6. Correa de tejido de una pieza con sistema de cierre automático, azul marino con hilo central gris y correa adicional de caucho de una pieza con motivo de tela en relieve

Tudor decidió unir fuerzas con la marca Marine Nationale (Armada Francesa) en 2021, continuando una relación que se remonta a 1956. En ese entonces, el Groupe d’Étude et de Recherches Sous-Marines (GERS), organismo científico adscrito al La Armada Francesa y con base en Toulon, recibió algunos relojes Oyster Prince Submariner para evaluarlos en situaciones de la vida real. Eran las referencias 7922 y 7923, ambas sumergibles hasta 100 metros (330 pies) y equipadas con movimientos automáticos y manuales, respectivamente.

La impermeabilidad de estos relojes fue considerada “perfecta” y su funcionamiento “totalmente correcto” por el comandante en jefe del G.E.R.S. en ese momento. Persuadido por el potencial de los instrumentos ofrecidos por la marca de Ginebra, rápidamente realizó más pedidos, lo que permitió a Tudor alcanzar el estatus de “proveedor oficial de la Armada Francesa” en 1961.

Los relojes de buceo Tudor continuaron desarrollándose y la Armada Francesa utilizaría muchos de los relojes de la marca durante las siguientes décadas. Hoy en día, el reloj de buceo Tudor más famoso utilizado por la Armada Francesa es la referencia 9401, con su icónica esfera y bisel azules. Grabado en el fondo de la caja con las iniciales “M.N.” seguido del año de emisión, los relojes se entregaron en dos configuraciones, agujas y marcadores de hora “Snowflake” y, más tarde, con marcadores horarios triangulares.

Este modelo se lanzó a mediados de los 70 y se suministró a la Armada Francesa hasta los 80. Continuó usándose en el siglo XXI, particularmente en la escuela de buceo de la Armada Francesa, así como por nadadores de combate. Aunque oficialmente se eliminó de las existencias de suministros de la Armada Francesa hace unos veinte años, todavía se puede ver a veces en las muñecas de los marineros en la reserva y retirados por igual. El modelo Pelagos FXD está inspirado en esta emblemática referencia.

Desarrollado en conjunto con los nadadores de combate de la Armada Francesa, el modelo Pelagos FXD se basa en un conjunto de especificaciones que son tan precisas como exigentes. Por esta razón, incluye muchas características funcionales que son nuevas para Tudor, como sus barras de correa fijas que están mecanizadas en el cuerpo principal de la caja de titanio de 42 mm para una mayor robustez y fiabilidad. Con forma de extensión de los tacos, son clave para la silueta característica del modelo.

Otra característica específica de este modelo es el bisel giratorio de 120 muescas. Bidireccional con graduación retrógrada de 60 a 0, no corresponde a la norma ISO 6425: 2018 de relojes de buceo, sino que responde a las necesidades específicas del método conocido como “navegación subacuática”, una de las especialidades de los nadadores de combate.

La navegación submarina consiste en llegar a un lugar preciso por mar, sin salir a la superficie, siguiendo una ruta minuciosamente planificada. Los buzos realizan esta navegación submarina por parejas, conectados entre sí por una correa conocida como “life line”, y completan una serie de nataciones rectas guiados por una brújula magnética. Nadan a una velocidad constante durante un tiempo determinado en cada sección, completando tantas secciones como sea necesario mientras cronometran cada una exactamente. Esta navegación implica reiniciar una cuenta atrás en cada cambio de rumbo.

La graduación en sentido antihorario y la luminiscencia del bisel de este modelo facilitan la configuración y el seguimiento de cada cuenta atrás, alineando el tiempo establecido para la sección a cubrir en el bisel con el minutero. Cuando el minutero llega frente al triángulo, el equipo cambia de rumbo y el buceador a cargo del cronometraje comienza la siguiente cuenta atrás. El modelo también ha sido equipado con un gran anillo de bisel, que supera el diámetro de la caja para un agarre óptimo, incluso con guantes de neopreno y manos adormecidas por largas inmersiones en agua fría.

En términos estéticos, el modelo Pelagos FXD está inspirado en los relojes de buceo Tudor utilizados históricamente por la Armada Francesa. Es de color azul marino y tiene los característicos marcadores de hora cuadrados y agujas angulares, conocidas como Snowflake, introducidas por la marca en 1969 para aumentar la intensidad de la luminiscencia de sus relojes en condiciones de poca luz. También cuenta con un bisel giratorio con un inserto de cerámica pulida con chorro de arena con material luminiscente.

Su caja de titanio de 42 mm es resistente al agua hasta 200 metros y está completamente satinada para producir un efecto mate que limita los reflejos de la luz. Para resaltar el carácter oficial del reloj, el fondo de la caja lleva el logotipo de la marca Marine Nationale (Armada Francesa) compuesto por un ancla rematada con un sombrero de marinero, así como un grabado de inspiración histórica de “MN21” para “Marine Nationale 2021”.

Históricamente, la Armada Francesa envió relojes Tudor sin brazaletes y luego los ajustó con sus propias correas, hechas a mano o de otra manera. Parece que se han utilizado especialmente dos tipos de correas a lo largo de los años: correas negras hechas de una sola pieza de naylon trenzado y, con menos frecuencia, correas hechas a mano con elástico de paracaídas, que se pueden reconocer por su color verde y su hilo central amarillo o rojo. Es a estas últimas, reliquias ultra funcionales indisolublemente ligadas a los buceadores militares Franceses, a las que rinde homenaje la correa de tela del Pelagos FXD.

La correa de tela de una sola pieza es una de las señas de identidad de Tudor, que en 2010 se convirtió en una de las primeras marcas de relojería en ofrecerla con sus relojes. Tejido en Francia en telares Jacquard del siglo XIX por la empresa Julien Faure en la región de St-Etienne, su calidad de fabricación, robustez y comodidad en la muñeca son únicas. Para el modelo Pelagos FXD, Tudor y Julien Faure desarrollaron una nueva construcción de correa altamente técnica, adaptada aquí a la naturaleza rústica del trabajo de los buceadores de la Armada Francesa. Compuesta por una cinta tejida de polietileno azul marino de 22 mm con un hilo central plateado, una hebilla de titanio en forma de “D” y un sistema de cierre automático, se adapta a diferentes tamaños de muñeca y es muy cómoda de llevar.

Por notable coincidencia, Julien Faure, una empresa familiar creada en 1864, lleva muchos años tejiendo cintas decorativas exclusivamente en sus talleres, con los nombres de los barcos de la Armada Francesa y que forman parte integrante del legendario bachi, el sombrero con pompón rojo usado por los marineros y capitanes Franceses.

Con el Pelagos FXD también se incluye una correa de caucho de una pieza adicional con un motivo en relieve y una hebilla. Es la primera vez que Tudor ofrece esta correa muy flexible y cómoda.

El calibre de la manufactura MT5602 que impulsa el modelo Pelagos FXD muestra las funciones de horas, minutos y segundos. Tiene el acabado típico de Tudor Manufacture Calibres: su rotor en monobloque de tungsteno es calado y satinado con detalles pulidos con chorro de arena, mientras que sus puentes y platina tienen superficies satinadas y pulidas alternadas con chorro de arena y decoraciones láser.

Su construcción ha sido diseñada para garantizar robustez, longevidad, fiabilidad y precisión, al igual que su volante de inercia variable, que se mantiene mediante un robusto puente transversal con una fijación de dos puntos. Junto con su muelle del volante de silicio amagnético, el calibre de manufactura MT5602 está certificado como cronómetro por el Instituto Oficial Suizo de Pruebas de Cronómetros (COSC), y su rendimiento supera los estándares establecidos por este instituto independiente. De hecho, donde el COSC permite una variación media en el funcionamiento diario de un reloj de entre -4 y +6 segundos con relación al tiempo absoluto en un solo movimiento, Tudor insiste en una variación de entre -2 y +4 segundos en su funcionamiento cuando está completamente ensamblado.

Otra característica notable es que la reserva de marcha del calibre de manufactura MT5602 es “a prueba de fines de semana”; es decir, unas 70 horas, lo que permite al usuario quitarse el reloj un viernes por la noche y volver a ponérselo el lunes por la mañana sin tener que reiniciarlo.

La historia del reloj de buceo Tudor se remonta a 1954 con el lanzamiento de la referencia 7922. Resistente al agua hasta 100 metros (330 pies), es el primogénito de una larga lista de “buceadores”. Asequible, robusto, fiable y preciso, es representativo de la filosofía de reloj-herramienta de la marca. Las siete décadas posteriores a su introducción han sido testigos de la mejora constante de este reloj de buceo Tudor y de aquellos que han ganado el reconocimiento unánime de los profesionales en el campo, incluidas algunas de las mayores armadas militares del mundo. Con la introducción en 2021 del Pelagos FXD, Tudor continúa escribiendo su historia submarina junto a algunos de los mejores socios, como la Armada Francesa.

SU NEWSLETTER EN ESPAÑOL