Informe Relojero sobre Japón


El enigma de la juventud Japonesa

ANÁLISIS

English Français
julio 2019


El enigma de la juventud Japonesa

Los Japoneses de entre 20 y 40 años son mucho menos lujosos que sus padres, que experimentaron el auge industrial del país. Prefieren ahorrar para su futuro o gastar su dinero en experiencias. Al igual que en Europa o los Estados Unidos, la clase media se encuentra en una situación de incertidumbre. El sector del lujo está tratando de adaptarse.

E

l reloj de los grandes almacenes Wako, propiedad de Seiko, un ícono del distrito de Ginza, se ha mantenido imperturbable durante casi un siglo. A solo un tiro de piedra, el gigante relojero Japonés ha abierto recientemente una concept store que tiene una reproducción digital del famoso reloj.

En la tienda, y en el vecindario en general, una buena proporción de los compradores son Chinos. Japón se está convirtiendo en un destino favorito en Asia, con el aumento de vuelos de bajo costo desde China y Corea del Sur. Tanto es así que en Kioto, el corazón sagrado del Japón, los residentes locales se quejan cada vez más de las molestias causadas por el turismo. La ciudad recibió a 55 millones de visitantes el año pasado.

Un distrito de Osaka, donde hay muchas tiendas de relojes de segunda mano, simboliza de una manera muy concreta el cambio del centro de lujo de Japón a China. «Los Japoneses que compraron Rolex en la década de 1980 ahora venden sus relojes a boutiques de segunda mano frecuentadas por... jóvenes Chinos», explica Pierre-Yves Donzé, profesor de historia empresarial en la Universidad de Osaka.

«Los Japoneses que compraron Rolex en la década de 1980 ahora venden sus relojes a boutiques de segunda mano frecuentadas por... jóvenes Chinos»

Para experimentar una atmósfera más típicamente Japonesa, donde las casas de dos pisos reemplazan a los rascacielos y hay numerosos espacios verdes a lo largo de las orillas del río, debe visitar Daikanyama, un nuevo distrito de moda en Tokio.

Aquí es donde Tissot decidió abrir su primera tienda propia de la marca en Tokio este año. Entre cafeterías y tiendas de diseño, la marca Suiza ha reproducido la atmósfera de un chalet Suizo: materiales naturales, diseño refinado y grandes fotografías de picos helados, que encajan bien con la estética general de este «SoHo» Japonés.

«En Japón, el concepto de calidad a buen precio no es suficiente como argumento», dice Martin Gordian, gerente de Tissot para el país. Con su enfoque en la bella mecánica, la marca quiere atraer nuevos consumidores Japoneses.

«En Japón, el concepto de calidad a buen precio no es suficiente como argumento»

Una visión crítica del consumo

Esta nueva generación es muy diferente de la que la precedió, que disfrutó del apogeo del lujo de estilo Europeo en Asia en los años ochenta. Esto fue antes del surgimiento de China, el centro de todas las obsesiones contemporáneas. Como su vecino ahora, en aquel entonces, Japón estaba impulsado por un fuerte impulso de fabricación en la industria electrónica y automotriz.

Atrapado en una espiral deflacionaria, desde entonces el país ha estado en una pendiente económica descendente.

«La generación de mi padre fue muy presumida. Las nuevas generaciones Japonesas están mucho menos interesadas en el consumo. Los jóvenes prefieren ahorrar porque ya no hay ninguna certeza de tener una buena pensión. Y si gastan, preferirían que se tratara de experiencias, como un buen restaurante», explica Ayako Nakano, representante de la Federación de la industria relojera Suiza en Japón.

«Los jóvenes prefieren ahorrar porque ya no hay ninguna certeza de tener una buena pensión.»

Ella continúa: «La política de estímulo económico lanzada por el primer ministro Japonés, Shinzo Abe, quien ha estado en el poder desde 2012, la famosa Abenomics, está creando aún más desigualdad en los ingresos. Las clases medias están sufriendo, y de ahí el segmento del lujo asequible. Hoy en día, las compras de lujo en Japón provienen principalmente de dos categorías de consumidores: los turistas Chinos y la clase rica Japonesa que se beneficia de la política económica actual.»

El enigma de la juventud Japonesa

Como resultado, las exportaciones de relojes Suizos a Japón se han estancado en alrededor de 1.000 millones de dólares desde 2005, a veces más, a veces menos, pero sin fuertes signos de crecimiento.

Comercio electrónico embrionario

Sin embargo, el país todavía tiene una alta concentración de coleccionistas de relojes. Los medios especializados todavía tienen un lugar dominante en Japón. En cuanto al comercio electrónico, todavía no es un fenómeno importante para la industria relojera.

Wilhelm Schmid, CEO de A. Lange & Söhne, a quien conocimos en Tokio en el lanzamiento del nuevo Lange 1 Tourbillon Perpetual Calendar, está de acuerdo. «Japón es uno de los mercados más importantes del mundo para nosotros. Los coleccionistas Japoneses son muy exigentes pero leales. Algunos países tienen un interés particular en la precisión, la perfección y la artesanía. Japón es definitivamente uno de ellos.»

Si bien hay menos preocupación por las ventas de relojes de alta gama, impulsadas por el turismo Chino y los beneficiarios de la Abenomics, el nivel de entrada y el rango medio son motivo de preocupación en Japón. De hecho, este segmento tradicionalmente se basa en el gasto de las generaciones más jóvenes y de las clases medias, que hoy en día son bastante cautas con respecto a su gasto.


«LA ERA DE PRESUMIR HA TERMINADO EN JAPÓN»


Tudor está de vuelta en el negocio en Japón.

Después de una ausencia de unos treinta años, la marca Ginebrina regresó al Japón el año pasado, con un nuevo equipo local para gestionar la distribución en el país.

Actualmente representada en siete puntos de venta en Japón (en Tokio, Osaka, Kobe y Nagoya), la marca está buscando expandir su red de socios. «Hay una oportunidad real para Tudor en Japón, porque tenemos un perfil humilde en línea con el espíritu de este mercado. La era de presumir ha terminado en Japón. La gente está buscando una excelente calidad con valor real», explica un representante local de la marca.

Tudor también cuenta con su estatus como socio oficial de la Copa Mundial de Rugby, que se celebrará este año en Japón de Septiembre a Noviembre, para fortalecer su reputación en el país.

Visite los archivos de Europa Star - ¡Únase a nosotros como miembro del Club!
Incluyendo más de 350 números anteriores completos, hasta las últimas publicaciones del 2019 con plenas capacidades de búsqueda. Un tesoro para todos los conocedores profesionales y aficionados.