Informe Relojero sobre Japón


Maestro de las espadas

RETRATO

English
julio 2019


Maestro de las espadas

El forjador de espadas Sadanobu Gassan trabaja con Casio para elaborar relojes para una línea dedicada del MR-G. Heredero de seis generaciones de artesanos, explica cómo trabaja hoy en día.

N

acido en 1979, Sadanobu Gassan creció viendo a su abuelo Sadakazu y a su padre Sadatoshi haciendo espadas. «Antes de que lo supiera, era mi sueño convertirme en un forjador como ellos», dice. «En la época en que mis amigos iban a la universidad o conseguían trabajo, decidí comenzar a formarme con mi padre.»

Se dice que la historia de las espadas Japonesas se remonta a alrededor de hace 1.000 años. Desde tiempos inmemoriales, la espada se ha utilizado como un símbolo de autoridad en Japón. Como también era un arma, siempre había una necesidad en la guerra real. Por lo tanto, la espada se arraigó profundamente en la cultura Japonesa.

El forjador de espadas Sadanobu Gassan agrega marcas de escofina decorativas a los eslabones en el brazalete del MRG-G2000GA de Casio, evocando el patrón utilizado en las espigas de las espadas Gassan.
El forjador de espadas Sadanobu Gassan agrega marcas de escofina decorativas a los eslabones en el brazalete del MRG-G2000GA de Casio, evocando el patrón utilizado en las espigas de las espadas Gassan.

«Además de eso, las espadas Japonesas tienen un alto nivel de contenido artístico, lo que es una de las cosas que se dice que las hacen excepcionales», dice Sadanobu Gassan.

Una docena de espadas por año

Se necesita una cantidad considerable de tiempo para hacer una espada Japonesa. En los talleres de Gassan, producen alrededor de 10 espadas, incluidas las cuchillas cortas y largas, por año. Una espada se termina solo después de que haya pasado por las manos de varios artesanos además del herrero, incluido un fabricante de la vaina, un artesano que hace el collar de la hoja y un pulidor de espadas profesional.

Se necesita una cantidad considerable de tiempo para hacer una espada Japonesa

En la fabricación de una espada, el proceso de forja, en el que el acero se pliega y se martillea muchas veces, es clave. En el proceso en el que acero se martillea y que se que se ha calentado a entre 1.200 y 1.300°C, se eliminan las impurezas del material. Repitiendo ese proceso una y otra vez, se crea gradualmente un acero refinado.

La “interconexión entre acero, fuego y agua”

«Las habilidades específicas son importantes para lograr los elementos clave de una espada Japonesa: no romperse, no doblarse y cortar bien, a un nivel extremadamente alto», dice Sadanobu Gassan. «Las espadas Japonesas son obras de arte creadas a través de la interconexión entre el acero, el fuego y el agua.»

Casio MRG-G2000GA
Casio MRG-G2000GA

Para Casio, el artesano agregó marcas de escofina decorativas a los eslabones del brazalete del MRG-G2000GA, evocando el patrón utilizado en las espigas de las espadas Gassan. «En el segundo eslabon, inscribí el carácter kanji 鍛 que significa forjar, disciplinar o entrenar, que imbuye al reloj con el alma espiritual de la fabricación de la espada Japonesa»


Cinco objetos clave utilizados para la forja de espadas Japonesas artesanales:


• Carbón blando que genera mucho calor

• Fuelle para insuflar aire en la forja.

• Martillo para amartillar el acero

• Tierra resistente al fuego utilizada en la forja y el endurecimiento.

• Agua para la limpieza de la superficie del acero mediante la creación de una explosión de vapor, utilizada durante el endurecimiento