articulos



LOCMAN: Relojería lejos de todo

English
abril 2010


Por Michel Balfour

La historia de LOCMAN, el relojero independiente italiano es única, en el verdadero sentido de la palabra. Para empezar, su nombre es siempre y en todo momento escrito en mayúsculas, lo cual es inusual entre los nombres de marcas del mundo. Y se basa en una isla ... la isla de Elba, la tercera más grande en aguas italianas, famosa por sus aguas cristalinas,y fabulosas y pequeñas playas, Etrusca, Romana y luego de los Medici, y siguió siéndolo por acoger estancia forzosa de Napoleón de 03 de mayo 1814 hasta su fuga el 26 de febrero de 1815. Elba se convirtió en una parte del Reino de Italia en 1860.

LOCMAN: Relojería lejos de todo

Aquí fué donde Marco Mantovani, el fundador de LOCMAN, nació hace 48 años, y donde vive con su mujer Gloria su familia y sus trabajos, con vistas a Marina di Campo, donde está la playa arenosa más larga de la isla, quince años atrás situó su firma HQ, laboratorios técnicos, investigación de materiales para cajas, dirección de producción y control de calidad, su departamento de logística y almacén en este lugar mágico. El es actualmente el más grande empleador de la isla y un prominente sponsor de eventos.

Marco ha creado incluso un restaurante de pescado, el Kontiki, al lado de su oficina, para entretener a sus visitantes y mostrarles los nuevos productos tras un viaje en ferry desde el puerto de Piombino en la Toscana continental hasta el glorioso y antiguo puerto de aguas profundas de la isla, Portoferraio, visitando las cuatro tiendas monomarca que salpican la isla.

LOCMAN: Relojería lejos de todo

MONTECRISTO

LOCMAN cuenta con talleres en Milán, que trabajan en sus propios diseños (Marco: «Es la isla, su naturaleza y el mar los que inspiran mis diseños»), alrededor del remodelado de movimientos ETA, bajo la dirección de su hermana Catalina, con 30 empleados . En 2010, la empresa estará produciendo más de 250.000 relojes de pulsera y también otras gamas de relojes, con una facturación en torno a los 25 millones. En términos unitarios, Locman bien podría ser el tercer mayor fabricante de relojes de Italia. Caterina también maneja hábilmente las relaciones con los medios de comunicación internacionales, la publicidad y las campañas de marketing.

Los relojes LOCMAN están ahora disponibles en la mayoría de los mercados mundiales, con más de 500 puntos de venta en Italia y más de 1.200 en otros lugares. Se ha establecido una tienda insignia en Florencia, por supuesto (en el elegante Palazzo Tornabuoni), y también tiene una oficina en Nueva York. Inusual para un fabricante independiente, Locman creó una escuela de relojería en el 2006. Fue en su Scuola Italiana di Orologeria que el modelo de Montecristo se desarrolló, como primer reloj mecánico de la marca. Esta pieza automática, el nombre de una pequeña isla cercana a Elba, también viene en una versión cronógrafo de cuarzo.

Se ha dedicado una especial atención a las correas ajustables en los relojes Montecristo. Lo cualrefleja el hecho de que Marco se inició en el comercio como un diseñador de correas de relojes relojes de pulsera. Él se convenció de entrar en su producción después de una visita a la Feria de Basilea en 1986, tomando nota de lo que había Breitling en este sentido.

La innovación en el diseño es hoy por hoy uno de los sellos distintivos de Marco. Las esferas de la gama tuttotondo siempre alegre, reflejan los brillantes colores del Mediterráneo alrededor de su isla natal, el gusto por sus viajes por la tardes de pesca, y sus noches han inspirado la colección más oscura Stealth. Estos últimos están encajados en una combinación de titanio, carbono y acero inoxidable, montado sobre correas de goma “transpirable", la última incorporación es el delgado y elegante modelo Stealth Total Colour. Todos los precios de los modelos son a partir de tan sólo 235 €. No está mal para unos diseños en el mejor momento del “Made in Italy”, y hechos por un fabricante independiente todavía joven sin duda, que va allí donde ve un mercado para sus relojes de Elba.

Ahora se publica una edición de bolsillo del último libro de Michel Balfour, CULT WATCHES: THE WORLD’S ENDURING CLASSICS (Merrell. London & New York, £18.95).

Fuente: Europa Star Magazine Abril-Mayo del 2010