articulos



Nuevos Modelos
Longines volando alto

English
mayo 2010


Por Keith W. Strandberg

En 1933, Longines hizo un reloj especial para el famoso piloto Charles Lindbergh para un viaje de 47.000 kilometros por todo el Atlántico Norte, un viaje que emprendió con su esposa, Anne Morrow Lindbergh. Después de haber sido el primer hombre en volar sin escalas a través del Atlántico Norte en su Spirit of St. Louis, Lindbergh quería explorar posibles rutas aéreas para el futuro a través del lejano norte. Para esta expedición, Lindberg utilizó un avión de gran alcance con un motor de 710 CV y hélice variable. También llevaba dos radios y una canoa inflable para la eventualidad de que se vieran obligados a abandonar la aeronave. Durante su viaje, Lindbergh y su esposa bautizaron su avión “Tingmissartoq”, que es una palabra Inuit significa "el que vuela como un gran pájaro”. Los instrumentos de navegación que llevaba Lindbergh incluian un giroscopo direccional, un horizonte artificial, un indicador de formación de hielo y dos compases aperiódicos, los cuales eran los equipos más modernos en ese momento. Lindbergh también llevó con él un cronógrafo Longines desarrollado especialmente para su vuelo a Groenlandia y el lejano norte.

Nuevos ModelosLongines volando alto

LONGINES LINDBERGH´S ATLANTIC VOYAGE WATCH ™

Este reloj tenía un movimiento cronográfico con un contador de 30 minutos. Media el tiempo hasta la quinta parte de un segundo y el mecanismo del cronógrafo también llevaba un tacómetro que podía medir velocidades de hasta 500 kilómetros por hora. Con las condiciones de vuelo que se le presentaron en la Lindberghs, un reloj fiable fue una de sus garantías definitivas en cuanto a instrumentos de navegación se refiere.

Este año, Longines vuelve a re-editar este reloj excepcional, conocido como el Longines Lindbergh’s Atlantic Voyage Watch, como homenaje a este pionero de la aviación. Este cronógrafo automático de pulsera de 47,50 mm de diámetro, tiene un pequeño segundero a las 9 en punto y un contador de 30 minutos a las 3 en punto, al igual que el modelo original. El tiempo y las mediciones del tiempo se muestran con agujas de acero azulado en una esfera plateada de un blanco envolvente, el reloj tiene el taquímetro de 500 km/h, así como un cristal de zafiro que cubre la esfera y el sólido fondo de la caja protegiendo la exposición posterior. Montado en una correa de cocodrilo marrón genuino, el nuevo Lindbergh’s Atlantic Voyage Watch está disponible en acero u oro rosa.

la ruta de Lindbergh fue desde New Foundland, Groenlandia, Islandia, Dinamarca, Suecia, Finlandia, Rusia, Gran Bretaña, Francia, Países Bajos, Suiza, Portugal, las Azores, las Islas Canarias y Cabo Verde, antes de regresar a los EE.UU. a través de Gambia , Brasil y Cuba - 47.000 kilometros en total.

Y su cronógrafo Longines lo acompañó cada kilómetro del camino.

Fuente: Europa Star Magazine Abril-Mayo del 2010