100. articulos


Cuarzo de vanguardia

English 中文
abril 2008


¡El cuarzo ha muerto, viva el reloj mecánico! Este parece ser el grito de guerra de la mayoría de las marcas suizas consolidadas. Si nos basamos en lo que se publica en la prensa, donde la inmensa mayoría de artículos y noticias son acerca de relojes mecánicos, uno podría llegar a la conclusión que los relojes de cuarzo deben haber desaparecido, o casi. Nada más lejos de la realidad. La gran mayoría de relojes que se venden en el mundo son de cuarzo. Como ejemplo, en las exportaciones desde Suiza en 2006, los relojes de cuarzo (24,86 millones de unidades) superaron a los mecánicos (21,11 millones). Así que los relojes de cuarzo están vivitos y coleando y, quizá, agazapados para reconquistar el mundo.

Cuarzo de vanguardia Pathfinder por Casio, Super Skyhawk por Citizen and Tati World Time por Yes

Las ventajas del cuarzo

Durante un tiempo, el cuarzo fue el depredador insaciable que puso al reloj mecánico al borde de la extinción. La gran mayoría de la gente no puede acabar de entender el interés que suscitan los relojes mecánicos. Para ellos, si de lo que se trata es de precisión y de fiabilidad y esos son sus únicos criterios, no hay duda de que los relojes de cuarzo superan en prestaciones a los mecánicos. “Desde nuestro punto de vista, la única elección lógica para un reloj verdaderamente deportivo es la de un reloj con mecánica de cuarzo,” dice Jimmy Olmes, Presidente de Reactor Watches. “La precisión, durabilidad y fiabilidad son cuestiones fundamentales. Es fácil entenderlo, la menor cantidad de piezas móviles en un reloj de cuarzo comparado con el más sencillo de los movimientos mecánicos lo convierte en la elección de preferencia si se trata de un reloj deportivo de altas prestaciones. Las mecánicas de cuarzo se prestan mejor a absorber los posibles golpes sin que se vea perjudicada su exactitud. Los relojes de cuarzo no requieren mantenimiento si exceptuamos el cambio ocasional de la batería. Consideren el hecho de que un buen reloj de cuarzo (Suizo o Japonés) tiene una precisión de +/- 15 s. al mes, y compárenlo con el mejor de los movimientos mecánicos que como máximo admiten +/- 20 s. al día, y eso cuando son nuevos, que cuando los zarandeamos un poco la exactitud se les evapora. Vistos los datos, debo admitir que aunque los relojes de cuarzo no tienen el prestigio de los relojes mecánicos, a la hora de comprar un reloj verdaderamente deportivo son la mejor elección.” Como he dicho, los relojes de cuarzo son más precisos, más fiables, tienen menos piezas móviles, cuestan menos que los relojes mecánicos y ofrecen una funcionalidad muy superior. Sin el cuarzo no sería posible ofrecer funciones de tanto interés como los altímetros, barómet- ros, termómetros, brújulas, monitores de ritmo cardíaco, alarmas y despertadores, almacenamiento de datos, etc. Pongamos por ejemplo el Casio Pathfinder: por menos de 200 Euros se puede tener un reloj que da la hora, un cronógrafo, seis alarmas, un barómetro, un altímetro, una brújula y un termómetro. Un reloj mecánico con una sola alarma y sin ninguna otra función valdrá, por lo menos, 1.300 Euros.

Cuarzo de vanguardia Electron por Reactor, Quadtech por EquiTime y Velatura Kinetic por Seiko

Los inconvenientes del cuarzo

A pesar de que la tecnología del cuarzo ofrece tantas ventajas, también tiene sus inconvenientes: Masificación: En esta época de lujo y personalización a la gente no le apetece comprar el mismo reloj que ya tiene todo el mundo, de modo que los relojes de cuarzo de producción en masa están desprestigiados. Dependencia de la batería: Aunque son pocos los que se han quedado “tirados” con su reloj de curzo cuando más lo necesitaban, la dependencia de éstos en sus baterías es un gran argumento para no comprarlos. Las cuestiones medioambientales también figuran como causas para no comprar un reloj de cuarzo que lleva en su interior baterías de difícil reciclaje. Citizen, Casio y otros han intentado corregir este aspecto produciendo relojes fotoimpulsados. Bajo coste: Aunque parezca mentira, a la gente le gusta gastarse el dinero en un reloj especial. Independientemente de los gadgets que pueda tener un reloj de cuarzo, a no ser que lo llene de diamantes, no podrá gastarse más de 700 Euros en el más sofisticado de ellos.

Cuarzo de vanguardia Co-Pilot por Breitling, Linde Werdelin

El futuro

El cuarzo está aquí para quedarse, sin duda alguna. Los movimientos de cuarzo se emplearán en la mayoría de los relojes, muy especialmente en el segmento bajo. Es interesante comprobar que algunas compañías confían en el cuarzo para obtener un efecto boomerang aprovechando su increíble funcionalidad. TAG Heuer ha trabajado en híbridos mecánicos y electrónicos y su creación más notable en este campo ha sido el famoso Calibre S que combina la precisión del cuarzo con la complejidad de un movimiento mecánico. “TAG Heuer vende un 50% de relojes mecánicos y un 50% de relojes de cuarzo,” dice Jean-Christophe Babin, Presidente y Director General de TAG Heuer. “No pertenecemos a la clase de personas que piensan que el cuarzo le quita prestigio a un reloj y vamos a seguir ofreciendo productos de ambas soluciones. Con nuestro Calibre S reunimos a lo mejor de ambos mundos: la inigualable precisión del cuarzo y funciones como el calendario perpetuo de 99 años, con la sofisticación de la mecánica. La industria de la relojería puede compararse a la industria automovilística. Durante décadas se consideró que un coche de gama alta debía ser de gasolina y no diesel. Pues bien, hoy en día marcas como BMW y Mercedes nos muestran que un coche puede ser de la más alta gama y ser un diesel. No creo en los tabús en relojería y creo que el cuarzo también cabe en lo más alto de la gama.” Citizen ha empezado a incorporar a sus modelos complicaciones tradicionalmente mecánicas, como calendarios perpetuos y repetidores de minutos, en sus relojes de cuarzo, acercando estas funciones a las masas. Algunas otras compañías han estado explorando los límites del cuarzo a base de apilar funciones, como los Tissot T-Touch, el Casio Pathfinder, los Citizen para inmersión y aeronáutica y la gama de relojes Suunto, muy técnicos y complicados. El nuevo Quadtech de Equitime muestra la hora de manera única y predeterminada por el usuario. Se basa en un movimiento de cuarzo que suministra el movimiento a su sistema único de medición del tiempo, lo que permite que el usuario decida en qué modo quiere que se le muestre. El reloj WorldTime de Yes indica la hora en cientos de ciudades alrededor del mundo y utiliza las abreviaciones para los aeropuertos como etiquetas. Es un reloj de hermosa factura que precisa de la energía del cuarzo para hacer realidad su interesante función. Linde Werdelin reconoce las limitaciones de los relojes mecánicos y ha construido un reloj que tiene como base un reloj mecánico y como complemento un instrumento de cuarzo que se acopla al anterior para su utilización en circunstancias extremas. Breitling tiene su movimiento SuperQuartz con certificación COSC 100%. La marca emplea esta tecnología , que aseguran que es 10 veces más precisa que la habitual de los relojes de cuarzo, en todos sus modelos electrónicos, como los Emergency, Airwolf, Aerospace, Co- Pilot y Chrono Avenger M1. El futuro se presenta brillante para los relojes de cuarzo. Seguro que muchos están enamorados de las partes giratorias de los relojes mecánicos, pero el peso de la industria relojera recae sobre los pequeños dispositivos de cuarzo. Al mismo tiempo, cabe pensar que es un error creer que el cuarzo es solo para el segmento inferior de la relojería. No debemos menospreciar las nuevas técnicas y adelantos que se están introduciendo en los relojes de cuarzo.

Source: Europa Star February-March 2008 Magazine Issue