articulos



El 150 Aniversario de Junghans

English Pусский 中文
octubre 2011


A algo más de 650 kilometros al sudoeste del centro de la relojería alemana en Glashütte, ubicada en la Selva Negra, se encuentra la ciudad de Schramberg – hogar de la que fue la mayor fabricante de relojes del mundo, la Uhrenfabrik Junghans GmbH & Co. KG. Después de ser rescatada al borde de la bancarrota en el 2009 por el empresario local el Dr. Hans-Jochem Stein, CEO posteriormente del Kern-Liebers Group basado en Schramberg, Junghans este año celebra su 150 aniversario.

El 150 Aniversario de Junghans

Matthias Stotz, los talleres de Junghans en 1920 y 2011

El renacimiento de un gigante

La compañía toma su nombre de Erhard Junghans, que la fundó junto con su cuñado Jakob Zeller-Tobler en 1861. Aunque Junghans inicialmente se concentró en la producción de componentes de los famosos relojes de pared de la región de la Selva Negra, la compañía pronto llegó a dominar los procesos de producción, e inició la producción de sus primeras piezas de relojería sólo cinco años después de su lanzamiento.

«La ubicación en Schramberg fue elegida por razones estratégicas, hace más de 150 años. Además de la cercanía de la ciudad a la relojería de la Selva Negra, la disponibilidad de una fuente de energía, también era importante», nos dice Matthias Stotz, CEO de Junghans. «El tamaño y la notoriedad de Schramberg está estrechamente vinculada a la producción de los relojes Junghans. La historia ha demostrado que muchos de los desarrollos que revolucionaron la relojería Alemana tuvieron aquí su origen.»

En 1903, Junghans con una plantilla de 3.000 trabajadores, y unas ventas de tres millones de relojes al año, era la mayor fabricante de relojes en el mundo en ese momento. La compañía lanzó su legendaria colección Meister en la década de 1930 y, después de sobrevivir a la Segunda Guerra Mundial intacta (la infraestructura de la empresa no sufrió daños, a pesar de que Junghans era proveedor de fusibles y de los relojes de a bordo para el ejército alemán), la fábrica se convirtió en el mayor fabricante de cronómetros en Alemania durante la década de 1950.

En 1956, año en el que Junghans fue adquirida por el Grupo Diehl, la compañía había crecido hasta convertirse en el productor mundial más grande de cronómetros, de los que producía la tercera parte mundial, vendiendo 10.000 unidades en lo que fue un año récord de la compañía, solo por detrás de Omega y Rolex.

Como corresponde a un gigante de la relojería, Junghans también participó en el cronometraje deportivo y en el desarrollo de la tecnología del cuarzo. Fue gracias a ello que Junghans fue capaz de poner en marcha su reloj de pulsera de cuarzo por primera vez en 1970. La compañía, incluso se convirtió en una de las pocas marcas de relojes que llegaron a la cima del cronometraje deportivo y actuaron como uno de los cronometradores oficiales de los Juegos Olímpicos de 1972 en Munich.

Pero a mediados de la década de 1970 fue esta misma tecnología de cuarzo la que estaba amenazando la fabricación tradicional de relojes mecánicos. En 1976 cesó la producción de Junghans de relojes mecánicos en favor de la tecnología de cuarzo, con el lanzamiento del primer cronómetro de cuarzo de la compañía un año después – como un reloj de gama alta - lo que aparentemente hacía superfluos a los cronómetros mecánicos.

El 150 Aniversario de Junghans

ERHARD JUNGHANS 2

Liderando la tecnología de la radio recepción

En la década de 1980 Junghans se convirtió en un pionero en un campo en el que es quizás hoy es más recordado. A partir de 1985, con el uso de ondas de radio para el control de los relojes de alta precisión con la señal horaria transmitida desde el reloj atómico del Physikalisch-Technische Bundesanstalt (PTB), el Instituto Alemán Nacional de Metrología de Braunschweig, y seguido un año más tarde por una versión impulsada por energía solar, la tecnología se perfeccionó hasta que pudiera caber en un reloj digital de cuarzo, que fue lanzado bajo el nombre de Mega 1 en 1990 y que se convirtió en el primer reloj radio-controlado.

En la actualidad, el patrimonio de la marca en cronometraje extremadamente preciso, pervive en la colección actual con el Mega Futura - un cronometro puramente digital con un movimiento controlado por radio (el J604.90) con autoscan y FSTN (Film Super Twisted Nematic LCD) que automáticamente ajusta el contraste de la esfera digital. Los modelos Spektrum ofrecer un diseño más clásico de tres agujas de diseño analógico, pero con una esfera digital con gran fecha y un movimiento movido por energía solar y controlado por radio (el J615.84) que tiene una reserva de marcha de 21 meses - más que suficiente para hacer frente a las largas noches de invierno.

El 150 Aniversario de Junghans

MEGA FUTURA, SPEKTRUM

Un retorno a los valores tradicionales

El modelo Erhard Junghans 2 celebra los 150 años del aniversario de la marca de una manera verdaderamente exclusiva en una edición limitada de sólo 12 piezas, cada una de ellas es a la vez identificada e individualizada de manera exclusiva por un cambio discreto en la esfera: la abreviatura alemana para el «número» (Nr) sustituye a la numeración arábiga en el lugar correspondiente a la cantidad limitada del reloj.

Por debajo de la fachada clásica en oro de 18 quilates rojo late un corazón que ilustra la fuerza del potencial de esta empresa relojera de la Selva Negra. El nuevo calibre cronómetro J330 de cuerda manual cuenta con un muelle de balancín azul producido por la empresa de Schramberg Carl Haas [ a este respecto ver referencia al final del artículo].

El hecho de volver a centrarse en los relojes mecánicos se hace también evidente en la línea Meister de la marca, así como en la colección Max Bill de Junghans. Vista en su totalidad, la colección Junghans ofrece un producto único.

«Además de los relojes mecánicos, Junghans ofrece modernas tecnologías como el radio-control, la energía solar y el cuarzo como ninguna otra marca en el mundo. Esta gama de productos especiales nos permiten adaptar la marca fácilmente a las condiciones locales de cada mercado», explica Matthias Stotz.

El 150 Aniversario de Junghans

MEISTER CHRONOSCOPE , MAX BILL CHRONOSCOPE

Un futuro prometedor

En los últimos dos años, Junghans ha registrado crecimientos de dos dígitos en sus ventas en términos porcentuales y ha obtenido beneficios. En previsión de un mayor crecimiento, la capacidad de producción se ha ido incrementando.

«En el año de nuestro 150 aniversario hemos dado un paso importante con el lanzamiento de la colección Meister», dice Stotz. «Somos afortunados de que la marca Junghans sea sinónimo de tradición y de hitos históricos de la relojería. Estos ofrecen excelentes puntos de partida para futuras colecciones, independientemente de si están dotadas de movimientos mecánicos o los propios movimientos de Junghans controlados por radio que remiten a nuestro liderazgo en tecnología de radio en los últimos 20 años.
»En Erhard Junghans ya hemos dado los pasos necesarios para demostrar que la relojería clásica aún tiene un lugar en Schramberg. Muchos de los componentes en los movimientos Erhard Junghans J325 yJ330, tales como los puentes, los retenes y los chatones se producen y se terminan de la mano de relojeros experimentados en el atelier de Erhard Junghans.

«Estamos bien equipados para el futuro ya que vamos a tener nuestras propias estrapadas y espirales con una calidad Nivarox 1 disponibles en Schramberg de la mano de Carl Haas. Estamos trabajando más en los componentes clave en lugar de tratar de producir rápidamente las complicaciones que no siempre son necesarias. Nuestro principal objetivo es preservar la autenticidad de la marca y hacer del»Made in Germany – in Schramberg“, un sello de calidad".

Para impulsar la marca hacia adelante, Matthias Stotz tiene como objetivo mejorar la calidad de su distribución en el mercado local de la marca y armonizar su red de distribución global.«Debido a los importantes cambios en la marca a lo largo de los últimos años, tenemos diferentes esquemas de organización en todo el mundo», dice. «En los mercados donde tenemos una fuerte presencia, vamos a seguir trabajando con nuestros socios de largo recorrido. En algunos países hemos experimentado tanto una mayor demanda como los cambios realizados en la distribución debido al éxito de la marca. Ahora parece ser el momento de buscar socios fuertes en todo el mundo».

Los resortes de Schramberg - la clave del éxito

Los relojes Junghans deben su éxito - y su renacimiento - a la concentración única de la industria en la ciudad de Schramberg en la Selva Negra. Con los años, diversos especialistas en la producción de resortes de alta resistencia necesarios para la producción de relojes se han fido fusionando en un importante conglomerado, el Hugo Kern und Liebers GmbH & Co. KG, el CEO del cual, el Dr. Hans Stein Jochem, se convirtió en el salvador de la marca Junghans en 2009, cuando estaba al borde de la quiebra.

14 de abril 1861 – Erhard Junghans establece la fabricación del componente de relojes murales Zeller & Junghans junto con su cuñado Jakob Zeller Tobler.

  • 1888 – Hugo Kern comienza a producir resortes para los relojes murales y la industria relojera.
  • 1890 – Se funda Pfaff & Schlauder. La empresa se especializa en la producción de espirales, pero también produce estrapadas.
  • 1904 – Carl Haas establece su empresa y pronto se convirtió en un especialista en la producción de espirales.
  • 1926 – Se establece la empresa Franz Josef King, que también se especializa en espirales.
  • 1931 – Carl Haas obtiene una licencia para ser el único fabricante de espirales Nivarox en Alemania.
  • 1971 – Hugo Kern se fusiona con el fabricante de placas base Liebers& Co para convertirse en el Grupo Kern-Liebers.
  • 1981 – En el apogeo de la era de cuarzo, Pfaff & Schlauder, cierran.
  • 2007 – El Grupo Kern-Liebers se hace cargo de Carl Haas y, en 2008, de Franz Josef King.
  • 2009 – El Dr. Hans-Jochem Stein, ex director general del grupo deKern-Liebers y ahora Presidente del Consejo de Administración, adquiere Junghans.
  • 2011 – Las espirales de Schramberg, una vez más, se utilizan en los relojes Junghans.

Fuente: Europa Star Magazine Octubre - Noviembre del 2011

Alemania a fondo:

  • El Tutima “Hommage” como símbolo de sus nuevas ambiciones.