100. articulos


Hautlence: Bautismo de fuego para un holding familiar

English 中文
marzo 2013


(A continuación del artículo «Circundando el SIHH...») Para Georges-Henri Meylan, ex CEO de Audemars Piguet, las campanas de la jubilación aún no han sonado. Muy por el contrario. Después de haber dirigido brillantemente la Manufactura de Le Brassus durante muchos años, este hombre, que «no ve pasar sus años de jubilación en frente de la televisión», ha puesto en marcha recientemente una iniciativa que es uno de las más interesantes en el ámbito de las marcas independientes. Fundó el MELB Holding, una compañía holding familiar, cuya vocación es la de reunir a un pequeño grupo de marcas de relojes independientes que se han encontrado con dificultades.

La primera oportunidad fue Hautlence, cuyos accionistas originales había «abandonado el barco antes de la bancarrota». Con el apoyo de Bill Muirhead, ex director financiero de Breguet, acompañado de sus dos hijos, uno de los cuales es responsable de la marca de relojes-teléfono de muy alta gama, Celsius, y el otro un distribuidor con sede en Hong Kong, MELB ha comprado todas las acciones de Hautlence «, incluyendo las deudas», añade Georges-Henri Meylan.

HLRQ02 de Hautlence
HLRQ02 de Hautlence

HLRQ02 de Hautlence
HLRQ02 de Hautlence

Después de esto, MELB ha adquirido otra perla: H. Moser & Cie con problemas financieros, esta interesante empresa era propiedad del industrial Thomas Straumann, cuya fortuna la hizo con implantes dentales (por cierto, su abuelo fue el inventor de la aleación con la que Nivarox constituye la base de sus muelles de volante para relojes). Llamado para evaluar la situación y hacer una auditoría, Georges-Henri Meylan terminó comprando la empresa.

En ambos casos, los principales gestores se mantuvieron en ellas. El co-creador de Hautlence y el accionista único original que no había abandonado el barco, Guillaume Tetu, a quien conocimos en el GTE, aparecía radiante. No sólo su marca se ha conservado, sino que ya estaba sintiendo los efectos positivos de la llegada del MELB Holding. La reputación de Georges-Henri Meylan y su libreta de direcciones repleta ya había permitido a la marca a abrir muchas puertas nuevas. Al mismo tiempo, su oferta fue revisada y una nueva colección más asequible, la Avant-Garde, se puso en marcha. Los precios bajaron de alrededor de 60.000 CHF a 30.000 CHF, respetando estrictamente el ADN muy particular de esta arquitectónica marca.

En Moser & Cie, cuya clásicos puros y minimalmente diseñados relojes son exactamente lo contrario de los relojes Hautlence, el impacto de la participación del MELB Holding está aún por determinar, ya que la transacción tiene apenas tres meses de antigüedad. Para Daniel Zimmermann, sin embargo, que continua como jefe de ventas y marketing, la llegada de MELB ya ha tenido un efecto positivo. «Son personas que vienen directamente de la industria de la relojería y que nos permiten seguir siendo independientes», explica. «Habiendo dicho eso, hay mucho que hacer: reducir los costos de producción de nuestros propios movimientos, que son muy bonitos, pero demasiado caros, mejorar la percepción de la marca por parte del consumidor final; diferenciarnos de nuestros competidores, que son Vacheron Constantin , Lange & Söhne y Patek Philippe», dice, añadiendo rápidamente que MELB«también ha traído una cierta frescura»a esta marca espléndida, auque algo rígida.

MAYU de H. Moser & Cie
MAYU de H. Moser & Cie

MERIDIAN DUAL TIME de H. Moser & Cie
MERIDIAN DUAL TIME de H. Moser & Cie

Estratégicamente, la adquisición de 100 por ciento de H. Moser & Cie es también muy interesante para MELB, ya que también adquirió Precision Engineering en el acuerdo, que hace resortes, surtidos y volantes - elementos que se han convertido en productos de alto valor estratégico para Georges-Henri Meylan, que prevé ampliar aún más MELB «Si alguna vez las oportunidades correctas se presentan,» las sinergias que poco a poco se están poniendo en su lugar parecen prometedoras, especialmente en el ámbito de la comercialización, los intercambios de calibres, el back-office y la distribución . A modo de ejemplo, una nueva sala de exposición se establecerá en Hong Kong, donde las dos marcas estarán disponibles, así como de Béthune, cuyo distribuidor local es el hijo de Georges-Henri Meylan. Europa Star continuará siguiendo de cerca este asunto.

Circundando el SIHH: estaciones espaciales y satélites

Hautlence / Moser: Bautismo de fuego de un holding familiar

Vogard: Un independiente bajo presión|

Heritage: Hacia la perfección cronométrica

El porta-aviones Hublot|

Zenith a velocidad de crucero

TAG Heuer: Hacia el futuro vía los 60’|

Urwerk: Muy alta interactividad mecánica

De Bethune: La emoción… finalmente|

Fuente: Europa Star Magazine Febrero - Marzo del 2013