100. articulos


WATCH CLUB - ELEVEN JAMES
El lujo ya no es sólo para los propietarios

English
diciembre 2014


La tendencia para todo, recientemente, ha sido hacia la accesibilidad. Experiencias anteriormente sólo disponibles para los VIP se venden a cualquiera que pueda reunir el dinero suficiente. Relojes personalizados, por lo general en la provincia de los más ricos, están ahora disponibles a través de sitios web para tan poco como 150 $.

Ahora, en los EE.UU., es posible usar relojes de lujo sin ni siquiera comprarlos, como miembro de los Eleven James. Eleven James es un club de membresía que permite a sus miembros «probar» relojes, usarlos durante varios meses, y por algo más luego cambiarlos.

Randy Brandoff
Randy Brandoff

Randy Brandoff, Fundador y CEO de Eleven James, llegó a esta idea con honestidad, ya que fue en primer lugar empleado de Marquee Jets, un club de jets privados que les permite a los miembros compartir el uso de los aviones, por lo que los aviones privados son accesibles a muchas más personas que antes. Él espera poder repetir este éxito con los relojes.

«Con el éxito de Marquee and Net jets, clubs de vacaciones, clubs de coches, Beg Borrow Steal, Shared Art y yates compartidos, me di cuenta de que se podía tomar cualquier activo que fuera una propiedad exclusiva y que estuviera disponible para tiempos más cortos» explica Brandoff. «Los relojes son razonablemente caros, y son buenos, pero no grandes activos, y cuanto más se tienen, más ociosos están en casa, ya que sólo se puede usar uno a la vez. Me pregunté por qué no podía aplicar este modelo, a un club con un programa anual dedicado a los relojes.»

WATCH CLUB - ELEVEN JAMES El lujo ya no es sólo para los propietarios

Los miembros de Eleven James pueden elegir entre tres colecciones de relojes, basadas en el valor (Aficionado, Connoisseur y Virtuoso), y luego elegir una de dos frecuencias (seis rotaciones de dos meses o tres rotaciones de dos meses). El precio de pertenecer a Eleven James oscila entre los 2.700 $ y los 17.250$ por año. Los miembros no eligen el reloj que quieren llevar - Once James tiene como objetivo conocer a sus miembros para así ser capaz de emparejar el gusto de cada persona con el reloj apropiado.

«Cuando te conviertes en un miembro, creamos su perfil personal de reloj (por medio de preguntas, la historia de su colección y las votaciones realizadas en Eleven James),» explica Branoff. «Con toda esa información, podemos confiar que coincida con un reloj, y si estamos equivocados, vamos a cambiarlo otra vez. Esto mantiene el elemento de sorpresa, como recibir un regalo de un ser querido. Nosotros catalogamos los datos de las preferencias individuales, la demografía y la psicografía, y a más largo plazo prevemos compartir esa información a nivel macro con las marcas, para ayudar a informar a sus departamentos de desarrollo y distribución de productos. Creemos que ayudará a la industria y a vernos como amigos no como rivales»

WATCH CLUB - ELEVEN JAMES El lujo ya no es sólo para los propietarios

Ese es un gran problema, ya que nadie en la industria relojera, ni las marcas, ni los minoristas, sabe qué hacer con Eleven James. El concepto podría realmente despegar y ayudar a las ventas, ya que los clientes se enamoran de los relojes que llevan puestos temporalmente y los comprarán para sus colecciones. O bien, podría disminuir las ventas, si los coleccionistas están contentos con su rotación y no sienten la necesidad de comprar.

«Estamos viendo dos cosas - Eleven James es una prueba antes de programar una compra, y es una manera de conseguir gente nueva en el mundo de los relojes. Son sus»ruedas de entrenamiento«para elegir un reloj de lujo», dice Branoff. "Y, a cada miembro le sumamos un reloj que tenemos que adquirir, y muchos de nuestros miembros van a comprar los relojes, ya que no quieren tener que devolverlos. Pueden comprarlos pre-usados de nosotros o los pondremos en contacto con un distribuidor para comprarlos nuevos.

«Hemos tenido un buen número de los miembros que se han inscrito quienes nos han dicho que eran chicos Panerai o chicos Rolex, pero que querían probar algo más, que es mucho más barato, es su red de seguridad para tratar otros tipos de relojes», continúa. «Nuestros miembros se están dando cuenta de que hay mucho más por ahí de lo que son conscientes.»

WATCH CLUB - ELEVEN JAMES El lujo ya no es sólo para los propietarios WATCH CLUB - ELEVEN JAMES El lujo ya no es sólo para los propietarios

WATCH CLUB - ELEVEN JAMES El lujo ya no es sólo para los propietarios

Cualquier cosa que ayude a crear la conciencia de los relojes finos y hacer que más personas usen relojes en general, no puede ser tan malo. Queda por ver cómo se recibe Eleven James, tanto por los clientes y la industria, y el efecto que tiene en los hábitos de compra de relojes de sus miembros.

Lo que los miembros de Eleven James tienen que decir:

Paul Wigdor de Nueva Jersey: «Me encantan los relojes y tengo una gran colección pero he tendido a gravitar en sólo un par de marcas», dice. "Me encanta Panerai, pero también me encanta el hecho de que, como miembro de Eleven James voy a llevar algo diferente, algo que nunca había poseído.

«Yo también soy parte de una comunidad de personas que sienten pasión por los relojes», añade. «Definitivamente soy más propenso a comprar un nuevo reloj en el futuro. Mi experiencia de uso de relojes Hublot y Glashütte Original como miembro de Eleven James me ha hecho un gran admirador de esas dos marcas y definitivamente puedo ver la compra de uno o de ambos para mi colección.»

}

Brent F. Sibley, un abogado de Miami que se unió a Eleven James porque le parecía la manera perfecta para estar más informado acerca de los relojes. «Pensé que iba a hacer que fuera menos probable comprar un reloj, pero en realidad me fui por delante e hice una compra de relojes mucho más pronto de lo que esperaba», dice. «En general, creo que Eleven James hará que la gente sea más propensa a comprar, ya que los mantiene en el chip de pensar en los relojes finos.»}

www.elevenjames.com

Fuente: Europa Star Magazine Diciembre - Enero del 2015