100. articulos


INFORME ESPECIAL – Movimientos mecánicos: Tiempo tormentoso para los movimientos

English
noviembre 2016


Todas las crisis son reveladoras y aceleran o cristalizan – en el significado químico del término - una embrionaria situación. Esto es lo que sucede en el sector clave de los movimientos mecánicos. La relojería actual en crisis - que creemos no sólo es circunstancial, sino sistémica - crudamente revela una grave problema: el actual exceso de capacidad en la producción de movimientos. Como se ha llegado a esto y quienes son los actores principales actores en este sector? ¿Qué tendencias se esperan? Europa Star lo ha investigado.

INFORME ESPECIAL – Movimientos mecánicos: Tiempo tormentoso para los movimientos

¿Esto estaba «escrito» desde el principio cuando Nicolas Hayek tomó la polémica decisión de cesar gradualmente las entregas de movimientos ETA a terceros? ¿Hubiera sido imaginable en ese momento, el viento de pánico que comenzó a soplar entre los grupos rivales y las marcas, que esta decisión, consideradas catastrófica en su momento, estimularía tal grado de iniciativas? Hoy en día, mientras las nubes de tormenta se reúnen y forman cada vez más parte duradera del paisaje, el suministro ahora excede en gran medida la demanda. ¿Hasta qué grado? Hay un método básico para hacer el cálculo matemático: a mediados de 2016, la relojería Suiza se redujo en alrededor del 16%. Esta cifra corresponde aproximadamente a la caída de las entregas de ETA. Pero si, como advirtió Nick Hayek, ETA está efectivamente perdiendo su dominio, lo que todavía no es el caso - ni mucho menos -, también se debe en gran parte al número de competidores que han adquirido mucha mayor independencia.

 COMO EMPEZÓ TODO

Todo comenzó alrededor de 2002-2003 cuando ETA y el Swatch Group se enfrentaron con ciertos ’finalistas’. Estos últimos incluían a Sellita y La Joux-Perret. Organizaron la resistencia y, al mismo tiempo, reforzaron considerablemente su propios medios de producción. Y este es sólo un ejemplo. La decisión adoptada por el Swatch Group para reducir gradualmente sus ventas de movimientos mecánicos a terceros y, finalmente, poner fin a todas las entregas, excepto para algunas marcas cuidadosamente seleccionadas, también dio un impulso muy fuerte a los grupos relojeros rivales.

El deseo del difunto Nicolas Hayek que era «Estimular así el desarrollo de alternativas» se hizo realidad, y mucho más allá sus expectativas. ¡A pesar del riesgo, casi 15 años después, de boicotear los intereses del propio grupo! Para hacer frente a la amenaza identificada en 2002, todo el mundo empezó a preparar sus planes de industrialización y recuperar su autonomía. Richemont hizo un esfuerzo considerable en sus propias manufacturas, TAG Heuer se embarcó en la industrialización, y Rolex alcanzó su plena autonomía. Todo esto terminó por cortar el cordón umbilical que orgánicamente había ligado a ETA con la relojería Suiza. Por no mencionar el sinnúmero de iniciativas independientes que fueron tomadas, las especializaciones y todo el campo de las innovaciones que se abrieron aguas arriba. Debido a que la demanda estaba en todas partes, todo el mundo quería tener su propio movimiento mecánico. Pero no todo el mundo tenía los medios necesarios.

«No somos un supermercado para su compra semanal», es lo que el Swatch Group había dicho en esencia. De hecho, durante los últimos 30 años, la totalidad de la industria relojera Suiza se había precipitado a los pasillos de ETA que ofrece una gama de confianza, precisa, probada y movimientos reparables. Los jugadores más astutos rápidamente se aferraron a ellos. En el pico de la tendencia de los relojes mecánicos, una vez que estaban adecuadamente envasados, recubiertos en oro y tachonados de diamantes, por éstos rústicos relojes mecánicos se podían obtener grandes sumas de dinero. Especialmente en el ámbito de las nuevas conquistas de la relojería. Asia, el Oriente, los centros internacionales, los nuevos centros comerciales, las ricas multitudes de clientes hasta ahora ignorantes de la relojería... Nicolas Hayek por lo tanto tenía razones para creer que se había convertido en una fuente de ingresos, al menos para algunos.

«En la actualidad vemos que los pedidos de terceros han caído en tal medida que ya no tendremos una posición dominante en 2017» Nick Hayek, Le Temps 21 de Julio del 2016

 LA DECISIÓN DEL 2012

El COMCO, la Comisión Suiza para la Competencia, logró más o menos mantener una estrecha vigilancia y, a través de acciones legales y compromisos, bondad y sucios trucos, tomó una decisión diez años después. En 2012, el Swatch Group fue oficialmente autorizado a aplicar su calendario: «una reducción del 15% de las entregas de movimientos mecánicos a las marcas, usados para sus propios relojes, y una reducción del 30% a los clientes que también tenían una unidad de producción de movimientos pero no hacían sus propios relojes completos». Eso fue sólo el principio. En cuanto a los estratégicos muelles de volante y surtidos, de los cuales el grupo tiene virtualmente el monopolio (90%) a través Nivarox, fue anunciada «una reducción inicial del 5% de los pedidos en 2010».

Hoy en día, con el advenimiento de una crisis sistémica que algunos cuarteles generales habían anticipado, ¿cuál es el estado del suministro de movimientos mecánicos Suizos? Sin olvidar que, en este nuevo escenario, las ambiciones frescas están floreciendo. Citizen, por ejemplo, el peso pesado mundial de la relojería Japonesa, no hace por ocultar sus intenciones y con calma posiciona sus peones en el juego Suizo. Véase el artículo de Joe Thompson sobre esta cuestión. Alemania se ve despertando seriamente. Nomos, por ejemplo, que se convirtió en independiente mediante la producción de sus propios movimientos y la venta con éxito de sus relojes con un precio razonable, se ha convertido en un caso a estudiar por los demás. Por no hablar de la relojería China, que nuestros relojeros todavía tienden a mirar por encima del hombro pero que está ganando terreno espectacularmente en la mejora de sus producciones mecánicas. Así que la batalla parece difícil y algunas personas que nos encontramos en la industria, incluso hablan de una ’guerra fría’ de los movimientos. Una «guerra» que es especialmente dura, dado que los stocks están al completo. ¡Incluso se dice que algunas de las principales marcas almacenan stocks para uno o dos años! Por no hablar de los muchos minoristas que están rebosantes de mercancías.

 EL SUMINISTRO AHORA EXCEDE A LA DEMANDA

La obligación a ETA de entregar a terceras partes empieza a correr el 31 de diciembre del 2019. En 2016-2017 ETA está autorizada a no entregar más del 65% de lo que había entregado en el promedio entre 2009-2011, ’igualmente’ independientemente del cliente. ¿que se ha atascado en este calendario? Vale la pena hacerse la pregunta.

«¿Ha oído decir que ETA careciera de clientes? No puedo criticar a mis vendedores por querer vender», declaró Nick Hayek a nuestro colega de Le Temps. «Nunca dijimos que no quisiéramos vender más a nadie, pero si que queríamos ser capaces de elegir a nuestros clientes», explicó también. ¿Está haciendo un cambio de sentido el gigante? ¿Y que sucederá entre ahora y la fecha fatídica del 2019? La situación es tan confusa que nadie va a aventurar una respuesta. La crisis lo volvió todo del revés. Y no podemos olvidar otro factor: la llegada del reloj conectado que acaba de enturbiar aún más las aguas. ¿Cómo se convertirá el reloj mecánico? ¿Perderá su condición de una vez por todas? Las personas entrevistadas no creen en este escenario y todos están convencidos de que el movimiento mecánico, que es «un producto cultural», está aquí para quedarse. Mientras tanto, la ansiedad sigue siendo palpable.

«Dentro de un año o así, el mercado incluirá demasiados fabricantes de calibres mecánicos de entrada, con un nivel de precios entre 50 y 300 francos. ETA ha reanudado la entrega de movimientos, abriendo la puerta a precios muy competitivos», Valérien Jaquet, gerente de Concepto, en La Chaux-de-Fonds, en declaraciones a Europa Star.

«El suministro de movimientos en el mercado es demasiado alto, se está convirtiendo en un problema real» ha añadido Jean-Daniel Dubois, de Vaucher Manufacture.

Sébastien Gigon, de Technotime, está extremadamente enojado y no se anda por las ramas, diciéndole a Europa Star que está «Muy sorprendido por cambio de sentido de ETA, lo que cree que es poco ético. No se pueden tomar acciones legales [a través de COMCO] para reducir las entregas, recurrir a soluciones alternativas a continuación, cambiar su posición de acuerdo a las condiciones del mercado. No es ni consistente ni la actitud correcta para un líder de la industria. Nicolas Hayek Senior tuvo una visión que salvó a la industria relojera Suiza. Ahora, todo el ecosistema está amenazado. La gente ha invertido mucho. ¿Así que es todo una maquiavélico plan para deshacerse de los proveedores alternativos? Ronda también se verá afectada, habiendo invertido 25 millones de francos. Por el momento, no podemos ver cualquier reacción entre nuestros competidores, pero vendrán. Nosotros no podemos llevar a ETA a los tribunales, ya que tienen tomadas todas las precauciones adecuadas a través de sus asesores legales. Los estamos atacando desde un ángulo ético. Legalmente, no podemos hacer nada más, pero moralmente no está bien».

No todo el mundo, sin embargo, está fundamentalmente molesto al ver a ETA retornar al centro de la escena y poner las cosas en orden - el «vacío» creado se llenó rápidamente, pero no siempre con los pedigrís más Suizos... Pascal Dubois, co-director de la manufactura de movimientos Dubois Dépraz y especialista en módulos adicionales, presente en la feria EPHJ con toda una gama de nuevas características, está de acuerdo en que «cuando ETA cerró el grifo, abrió las oportunidades a los ’tramposos’. Si con la re-apertura pueden deshacerse de los que no hacen genuinos movimientos Swiss Made, al menos van a limpiar el mercado».

 LA SITUACIÓN

Contra este tenso telón de fondo y en estas circunstancias que ofrecen muy poca visibilidad a corto plazo (ni mucho menos a largo plazo), varios proyectos y desarrollos, que requieren de importantes inversiones, sin embargo, llegan a la madurez.

En Baselworld esta primavera, ETA estaba de vuelta con un stand, después de estar ausente desde 2011. A tiro de piedra de distancia, Ronda, previamente restringida al campo del cuarzo, donde es el única creíble y genuino competidor Suizo, lanzó su primer movimiento mecánico con mucha fanfarria. Este desarrollo ha pasado por las tuberías durante varios años y ha requerido una fuerte inversión - alrededor de 25 millones de francos Suizos. Al mismo tiempo, Oris anunció su intención de prepararse con sus propios movimientos [sobre este tema, vea nuestro artículo en el número anterior de Europa Star 3/16]. Eterna Movement ambién anunció nuevas ambiciones... Estos son sólo algunas de los más representativas ejemplos. Para establecer los hechos, Europa Star trató de hacer un balance de la situación actual.

Cotejar toda esta información y estas las opiniones no fue una tarea fácil. La gente obviamente tiene miedo del gigante Swatch Group. (El Swatch Group no respondió a nuestros esfuerzos para contactar con ellos o a nuestras solicitudes de entrevistas). En los últimos 10 años, ETA ha seguido haciendo esfuerzos en I+D y ha logrado desarrollar movimientos certificados COSC para relojes por debajo de los 1.000 francos Suizos sobre bases ya existentes y ha logrado aumentar la reserva de marcha de los movimientos básicos hasta 3 días. ETA mantiene a estos «nuevos» movimientos de más altas prestaciones para las marcas del grupo – lo que puede considerarse justo, pero que les da una decisiva ventaja competitiva. «El proceso de concentración continuará durante la actual crisis y estoy convencido de que la mayoría de los grupos dominantes sueñan en secreto con la supervivencia de solamente 30 o 40 marcas», nos confió anónimamente un especialista en este campo. Y muy recientemente, en julio, ETA incrementó sus precios un 1,8% en toda su gama (el COMCO le obliga a vender al mismo precio interna y externamente). Mientras tanto, una nueva batalla se vislumbra en el horizonte. Como otra de nuestras fuentes anónimas explica, « ETA no puede permitirse el lujo de hacer dumping, ya que todavía tienen el monopolio. Y de acuerdo con el acuerdo con el COMCO, sería ilegal para ellos aumentar el número de clientes a los que suministra. Ellos por lo tanto, quieren modificar este acuerdo de modo que, en caso de colocar menos pedidos de lo esperado a sus actuales clientes, puedan ser libres para entregar a quien quieran.»Esto todavía no ha sido resuelto. Sin embargo, un cierto cansancio, incluyendo el en COMCO, se está empezando a instalar. Este estado de cosas ha durado demasiado tiempo. Algunos creen, que ahora todos debemos hacer lo que todo el mundo quiere hacer".

¿La crisis conducirá a un consenso? Nadie puede afirmarlo todavía.

Vea el artículo: INFORME ESPECIAL - Movimientos mecánicos - ¿Quien hace que? ¿Quién piensa qué?

Fuente: Europa Star Magazine 4/16 Otoño del 2016