highlights


Chanel: tiempo de alta costura

MADEMOISELLE PRIVÉ BOUTON

English Français Pусский 中文
febrero 2021


Chanel: tiempo de alta costura

El botón de Chanel no es solo un objeto precioso por derecho propio, una joya diminuta, exquisita y artísticamente elaborada, sino que también es rigurosamente funcional, de acuerdo con las estrictas reglas gramaticales dictadas por la propia Mademoiselle. El reloj Bouton es el último en ocupar su lugar en la colección Mademoiselle Privé. Esta línea representa el lado más íntimo de la alta relojería de Chanel. Una introducción

C

omo todo admirador del estilo Chanel (o el Chanel “allure”, para usar el término técnico) sabe perfectamente bien, la Maison sigue su propia gramática estilística rigurosa, cuyos elementos fueron establecidos muy temprano por Gabrielle Chanel. Entre estos elementos destacan el imprescindible blanco y negro, el famoso beige Chanel, las rayas Bretonas, el traje de dos piezas, tweed, quilting, perlas, leones, la camelia... así como cadenas, brocados y botones.

Sí, botones. Pero, ¿no son un detalle menor? ¡No, son mucho más importantes que eso! El botón de Chanel no es solo un objeto precioso en sí mismo, una joya diminuta, exquisita y artísticamente elaborada, sino que también es rigurosamente funcional, de acuerdo con las estrictas reglas gramaticales dictadas por la propia Mademoiselle: “Cada botón debe tener un ojal”.

“Gabrielle Chanel confirió al botón una nobleza incomparable”, explica Arnaud Chastaingt, director del estudio de creación de relojes de Chanel. “Magnificó un objeto común y corriente y lo elevó al nivel de una joya. Para ella, era un lienzo para la creatividad por derecho propio, pero tenía que conservar su función.”

“Gabrielle Chanel magnificó un objeto común y corriente y lo elevó al nivel de una joya.”

La excepcional variedad de botones de Chanel creados a lo largo de las décadas ha atraído a muchos coleccionistas. En los primeros días, la creación de botones se confió a un talentoso artesano, Georges Desrues, quien en 1929 fundó la empresa que lleva su nombre, y que se convirtió en el principal proveedor de Chanel a partir de 1965.

Cada día, casi 4.000 botones (cada uno de los cuales requiere alrededor de diez operaciones) son moldeados, esculpidos, tallados, pulidos, teñidos, revestidos y esmaltados en sus talleres, utilizando una combinación de tecnología moderna y artesanía tradicional. Se emplean una veintena de artesanías artísticas, y Chanel pudo conservarlas para la posteridad cuando compró la Maison Desrues en 1984. “Es una herramienta única en el mundo del prêt-à-porter de lujo”, confirma el director de operaciones Stéphane. Berthélémy.

Cada día, casi 4.000 botones (cada uno de los cuales requiere alrededor de diez operaciones) son moldeados, esculpidos, tallados, pulidos, teñidos, revestidos y esmaltados en sus talleres

Un reloj nacido de la alta costura

“Para mí, la idea de un reloj ’botón’ era una de esas obsesiones creativas que no podía dejar de lado, simplemente me parecía evidente”, confirma Arnaud Chastaingt.

El sueño es tanto más ilimitado porque, como señala correctamente: “Hace 30 años, Chanel vino del mundo de la alta costura y se invitó sin permiso al mundo cerrado de la relojería”. En este mundo, que en su momento era estilísticamente conservador y muy segmentado, Chanel logró imponer su propia gramática, comenzando por el blanco y negro, introduciendo paulatinamente el resto de sus códigos y traduciéndolos a la relojería. Entonces, un botón como reloj... ¿Un reloj nacido de la alta costura? que puede ser mas natural?

“Para mí, la idea de un reloj ’botón’ era una de esas obsesiones creativas que no podía dejar de lado, simplemente me parecía evidente Yo tenía el sueño del botón como reloj”

Arnaud Chastaingt, persiguiendo obsesivamente su investigación, tuvo la idea de “desabrochar la manga de una chaqueta y dejar solo el puño con el ojal”. Y así nació la arquitectura del brazalete: un puño de tweed suave con un fino ribete de cuero dorado, que se envuelve alrededor de la muñeca y se abrocha con... un botón. El botón es funcional, según la regla. Pero no solo tiene ojal, también cubre y oculta un reloj. “El estilo es lo primero, el tiempo viene después, te guste o no”, concluye Arnaud Chastaingt.

Riqueza creativa

Esta arquitectura novedosa, con su brazalete y su reloj con botón, abre una gran cantidad de perspectivas creativas. El botón precioso, y a lo largo de su historia, Chanel ha creado innumerables ejemplos, se presta a tantas posibilidades que la lista es prácticamente infinita.

El reloj Mademoiselle Privé Bouton definitivamente no será único. La colección se abre con una selección de botones creados a partir de oro amarillo, diamantes, perlas y ágata. Abarca leones, camelias y la cruz Bizantina. El perfil icónico de Mademoiselle Chanel aparece como un camafeo, tallado en ónix. El brazalete de tweed está acolchado y transformado en oro blanco, engastado con diamantes. En 2021, el perfil de Gabrielle Chanel se revela en un botón de oro amarillo tallado. El puño es de piel negra, con un motivo acolchado adornado con piel de becerro dorada.

Esta arquitectura novedosa, con su brazalete y su reloj con botón, abre una gran cantidad de perspectivas creativas.

Mademoiselle Privé

El reloj Bouton es el último en ocupar su lugar en la colección Mademoiselle Privé (cuyo nombre proviene del letrero en la puerta del taller de Gabrielle Chanel). Como explica Arnaud Chastaingt, Mademoiselle Privé representa “el lado más íntimo de la alta relojería de Chanel, el más femenino. Y quizás el menos conocido.”

La colección Mademoiselle Privé, que se lanzó en 2012 como un escaparate de la artesanía artística, incluye algunas de las creaciones de relojería más finas y preciosas de Chanel. Tomemos, por ejemplo, los primeros relojes Mademoiselle Privé, inspirados en los biombos Coromandel y reproducidos en un esmalte impresionante por Anita Porchet. Hay camelias esculpidas en nácar, esqueletizadas o empedradas de diamantes, un parure de pétalos sobre un fondo de esmalte, marquetería de nácar, ónix y oro esculpido, laberintos de diamantes, una camelia que gira, o es recogida en hilo de oro y cuentas diminutas, un cometa que se eleva, esferas de aventurina...

La colección Mademoiselle Privé, que se lanzó en 2012 como un escaparate de la artesanía artística, incluye algunas de las creaciones de relojería más finas y preciosas de Chanel.

El reloj Mademoiselle Privé Bouton ocupa un lugar entre estas impresionantes creaciones y, sin duda, dejará su huella en la relojería de Chanel. Es un ajuste perfecto, porque es una interpretación estilística absolutamente coherente de los códigos de Chanel. Y su legitimidad está fuera de toda duda. ¿Quién más que Chanel podría estar detrás del tweed, el ojal y su botón, y todos los símbolos?

Arnaud Chastaingt, naturalmente, está de acuerdo, y señala que el reloj Bouton es “una curiosidad, una creación sin complicaciones en el mundo de la relojería, pero un siguiente paso obvio en el mundo de Chanel”. También es un siguiente paso obvio para los admiradores de Mademoiselle Chanel.

“Una curiosidad, una creación sin complicaciones en el mundo de la relojería, pero un siguiente paso obvio en el mundo de Chanel.”

Mademoiselle Privé Bouton Perle

Chanel: tiempo de alta costura

Botón de oro amarillo de 18 quilates adornado con una media perla cultivada australiana blanca (15 mm). Cordón exterior de oro amarillo de 18 quilates engastado con 52 diamantes talla brillante (0,46 quilates), cordón interior de oro amarillo de 18 quilates. Esfera en oro blanco de 18 quilates engastada con 142 diamantes talla brillante (0,52 quilates). Manecillas con acabado dorado. Puño de tweed negro y dorado con ribete de piel de becerro dorada y forro de piel de becerro negra. Movimiento de cuarzo de alta precisión.

Mademoiselle Privé Bouton decor Camélia

Chanel: tiempo de alta costura

Edición limitada de 55 piezas. Botón de oro amarillo de 18 quilates adornado con un motivo de camelia engastado en su totalidad con 50 diamantes talla brillante (0,38 quilates) y un diamante central talla brillante (0,5 quilates). Cordón exterior de oro amarillo de 18 quilates engastado con 52 diamantes talla brillante (0,46 quilates), cordón interior de oro amarillo de 18 quilates. Esfera en oro blanco de 18 quilates engastada con 142 diamantes talla brillante (0,52 quilates). Manecillas con acabado dorado. Puño de tweed negro y dorado con ribete de piel de becerro dorada y forro de piel de becerro negra. Movimiento de cuarzo de alta precisión.

Mademoiselle Privé Bouton décor Lion

Chanel: tiempo de alta costura

Edición limitada de 55 piezas. Botón de oro amarillo de 18 quilates adornado con un motivo de león de oro esculpido. Cordón exterior de oro amarillo de 18 quilates engastado con 52 diamantes talla brillante (0,46 quilates), cordón interior de oro amarillo de 18 quilates. Esfera en oro blanco de 18 quilates engastada con 142 diamantes talla brillante (0,52 quilates). Manecillas con acabado dorado. Puño de tweed negro y dorado con ribete de piel de becerro dorada y forro de piel de becerro negra. Movimiento de cuarzo de alta precisión.

Mademoiselle Privé Bouton décor Byzantin

Chanel: tiempo de alta costura

Edición numerada y limitada de 5 piezas. Botón de oro amarillo de 18 quilates adornado con un motivo bizantino engastado con 1 diamante talla cojín (1,5 quilates), 4 diamantes talla cojín (2 quilates), 4 diamantes talla pera (0,65 quilates) y 8 diamantes talla brillante (0,24 quilates). Cordón exterior de oro amarillo de 18 quilates engastado con 52 diamantes talla brillante (0,46 quilates), cordón interior de oro amarillo de 18 quilates. Esfera en oro blanco de 18 quilates engastada con 142 diamantes talla brillante (0,52 quilates). Manecillas con acabado dorado. Puño de tweed negro y dorado con ribete de piel de becerro dorada y forro de piel de becerro negra. Movimiento de cuarzo de alta precisión.

Mademoiselle Privé Bouton Camée

Chanel: tiempo de alta costura

Edición numerada y limitada de 5 piezas. Botón de oro amarillo de 18 quilates adornado con un camafeo que representa el perfil de Gabrielle Chanel. Cordón exterior de oro amarillo de 18 quilates engastado con 52 diamantes talla brillante (0,46 quilates), cordón interior de oro amarillo de 18 quilates. Esfera en oro blanco de 18 quilates engastada con 142 diamantes talla brillante (0,52 quilates). Manecillas con acabado dorado. Puño de tweed negro y dorado con ribete de piel de becerro dorada y forro de piel de becerro negra. Movimiento de cuarzo de alta precisión.

Mademoiselle Privé Bouton Ganse de diamants

Chanel: tiempo de alta costura

Chanel: tiempo de alta costura

Edición numerada y limitada de 5 piezas. Botón de oro amarillo de 18 quilates adornado con una media perla cultivada Australiana blanca (15 mm). Cordón exterior de oro amarillo de 18 quilates engastado con 52 diamantes talla brillante (0,46 quilates), cordón interior de oro amarillo de 18 quilates. Esfera en oro blanco de 18 quilates engastada con 142 diamantes talla brillante (0,52 quilates). Manecillas con acabado dorado. Brazalete rígido de oro blanco de 18 quilates con revestimiento negro y adornos de oro amarillo de 18 quilates engastados con 316 diamantes talla brillante (3,89 quilates). Movimiento de cuarzo de alta precisión.

Mademoiselle Privé Bouton décor Gabrielle

Chanel: tiempo de alta costura

Edición limitada de 55 piezas. Botón de oro amarillo de 18 quilates adornado con una talla que representa el perfil de Gabrielle Chanel. Cordón exterior en oro amarillo de 18 quilates engastado con 52 diamantes talla brillante (0,46 quilates). Esfera en oro blanco de 18 quilates engastado con 142 diamantes talla brillante (0,52 quilates). Puño de cuero negro con motivo acolchado, ribeteado en piel de becerro dorada. Movimiento de cuarzo de alta precisión.

Mademoiselle Privé Bouton serti neige

Chanel: tiempo de alta costura

Pieza única. Botón de oro amarillo de 18 quilates adornado con un motivo bizantino engastado con 1 diamante talla cojín (1,5 quilates), 4 diamantes talla cojín (2 quilates), 4 diamantes talla pera (0,65 quilates) y 8 diamantes talla brillante (0,24 quilates) . Cordón exterior de oro amarillo de 18 quilates engastado con 52 diamantes talla brillante (0,46 quilates), cordón interior de oro amarillo de 18 quilates. Esfera en oro blanco de 18 quilates engastada con 142 diamantes talla brillante (0,52 quilates). Manecillas con acabado dorado. Brazalete rígido de oro blanco de 18 quilates engastado en la nieve con diamantes talla brillante de 1963 (39,88 quilates) y una moldura de oro amarillo de 18 quilates engastada con 316 diamantes talla brillante (4 quilates). Movimiento de cuarzo de alta precisión.

EUROPA STAR CLUB - ¡ÚNASE COMO MIEMBRO !
Nuestra base de datos incluye a más de 100.000 páginas y 70 años de historia de la relojería con todas las herramientas de búsqueda a su disposición. Un tesoro para todos los conocedores profesionales y aficionados.

SU NEWSLETTER EN ESPAÑOL