160. noticias


¿Qué tienen en común Porfirio Díaz y el cronometraje a la milésima de segundo? El SIAR 2011 tiene la respuesta.

octubre 2011



México, DF vuelve a ser la capital de la alta relojería los día 4,5 y 6 de octubre. Por quinto año consecutivo el Salón Internacional Alta Relojería, México 2011 (SIAR) reúne a los amantes del arte relojero con los más destacados lanzamientos de la temporada y sus creadores en una cita que se ha convertido en el referente del sector en Latinoamérica. En esta edición el número de marcas exhibidas asciende a 46, 11 más que la pasada edición. El SIAR 2011 incluye un extenso número de conferencias impartidas por los directores generales o relojeros de las casas participantes.

¿Qué tienen en común Porfirio Díaz y el cronometraje a la milésima de segundo? El SIAR 2011 tiene la respuesta.

europastar.es/horalatina.com: La Esmeralda es el nombre del Tourbillon sobre tres puentes de oro más famoso de cuantos creó Girard-Perregaux en el siglo XIX. Perteneció al presidente Porfirio Díaz y en 1973 su bisnieto lo vendió a la firma suiza. Hoy es la pieza estelar de su museo en La Chaux-de-Fonds y viaja a México para ser exhibida durante el SIAR. Pero no es la única sorpresa cómplice con el país que organiza el único salón de relojería de prestigio en Latinoamérica. La firma Hublot descubre en primicia el primer reloj Escudería Hermanos Rodríguez, un modelo de la colección Aerobang que por vez primera rinde tributo a dos leyendas del automovilismo nacional y que forma parte de las iniciativas en curso para que la Fórmula 1 regrese a México.

TAG Heuer presenta una de las sensaciones del año con el Mikrotimer Flying 1000, el primer reloj mecánico de la historia capaz de fraccionar el segundo a la milésima cuyos secretos desvelará Guy Sémon, uno de los participantes de su desarrollo.

El laboratorio de ideas MB&F, el más respetado de la nueva expresión relojera contemporánea, ha decidido hacer el lanzamiento mundial de su nueva colección LM1 desde el SIAR el día 4 de octubre simultáneamente con Singapur.

Y Cartier trae una vez más a su relojera estrella, Carole Forestier-Kasapi, para explicar el Astrorégulateur un inédito desarrollo técnico cuyos cálculos físicos antes de su construcción necesitaron tres años de ensayos.

La casa Bulgari trae al salón este año a Bernard Aeschlimann, el más veteranos genio en el arte de la Grande Sonnerie con su primer reloj gran complicación realizado para la etiqueta suizoitaliana después de largos años en Gerald Genta. Por su parte Franck Muller, que este año regresa al Four Seasons de Ciudad de México, sede del evento, viaja con su Aeternitas Mega 4, el reloj de pulso con mayor número de complicaciones (36 funciones y 1,483 componentes) realizado hasta la fecha. Zenith, otro de los fundadores del SIAR pero ausente durante las tres últimas ediciones, vuelve de la mano de su nuevo CEO, Jean-Frédéric Dufour con el Christophe Colomb, con un intrigante giroscopio tridimensional como órgano regulador. El maestro de la mecánica conceptual Christophe Claret presenta su Blackjack 21, mecánica explorativa al servicio de lo lúdico, una apuesta de alto contraste contra el neoclasicismo que impera en la relojería swiss made desde hace dos años.

Patrick Hoffmann (Ulysse Nardin), Stefano Macaluso (Girard-Perregaux), Wilhelm Schmid (A. Lange & Söhne), Alain Zimmermann (Baume & Mercier), Manuel Emch (Romain Jerome), Pierre Jacques (De Bethune) y Gerard Roden (De Grisogono), todos ellos nombrados recientemente CEO de sus respectivas marcas, hablarán en México sobre sus proyectos futuros como líderes. Y Carlos Rosillo (fundador de Bell & Ross), Giuliano Mazzuoli (autor de su propia marca), Fausto Salvi (CEO de Perrelet), Flavio Pellegrini (CEO de Concord), Jorg Hysek (CEO de HD3), Jérôme Dewitt (fundador de Dewitt), Laurent Lecamp, (creador de Cyrus), Richard Piras (Director general de Ladoire), Bruno Dard (director de La Montre Hermès) y Alexandre Schmiedt (director de Montblanc Villeret 1858) participan por primera vez en el SIAR.

Repiten los grandes clásicos de las horas como Audemars Piguet, que estrena en tierras latinoamericanas la última anatomía del mítico Royal Oak, con cerámica, carbón forjado, tourbillon y variantes conceptuales. Chopard aborda los avances con su serie L.U.C de manufactura pero prestando mucha atención a sus refinadas creaciones de relojes-joyas. Corum, liderada por Antonio Calce, vive un momento álgido de creatividad con las declinaciones de sus clásicos como Admiral’s Cup, ahora más radicales, y el Golden Bridge de estreno en versión automática. Harry Winston y su intrigante Opus XI de horas robotizadas. Jaeger-LeCoultre, que celebra los 80 años de su gran clásico Reverso. Parmigiani y la vuelta a las raíces de su sonería en el revisitado modelo Toric. Piaget expone sus más recientes logros en lo liviano con el Altiplano Ultra-Thin 43 mm. Vacheron Constantin hace gala de cosmopolitismo en el Patrimony Traditionnelle World Time, su primer hora mundial de pulso que ofrece los 37 husos horararios diferentes del planeta. Y Vulcain que rinde tributo con su Cricket a los presidentes de Estados Unidos con el regreso de una pieza vintage años 50.

Entre los atelier más innovadores en ideas, Richard Mille (está presente el propio Richard), Roger Dubuis (ahora bajo la batuta ideológica de Georges Kern), Urwerk (estrena el UR-110), Pierre Kunz, Pierre DeRoche y sus funciones rendez-vous, Cvstos, uno de los jóvenes estandartes de la racingmanía relojera de alto desempeño y look explorativo, Maîtres du Temps (Steve Holtzman trae las ideas para el próximo Chapter Three), Jean Dunand, Greubel Forsey, Franc Vila, Hautlance o Ellicott. Este último uno de los representantes de la revitalizada relojería de herencia inglesa que da desde el SIAR sus primeros pasos en la región.

Por último La Fondation de la Haute Horlogerie (FHH) participa nuevamente en la cita mexicana con una exposición histórica titulada “La relojería mecánica desde sus orígenes hasta el presente’.

Fuente: S.I.A.R

www.salonaltarelojeria.com