noticias



Roger Yves Bost gana el Longines Speed Challenge

English Pусский 中文
diciembre 2012


Velocidad y precisión son dos palabras que describen perfectamente este reto. Roger Yves Bost con el caballo Castle Forbes Cosma ganó antes de ayer en la noche el Longines Speed Challenge en el Parc des Expositions, en Paris Nord Villepinte. Gregory Wathelet (BEL) quedó segundo y Reed Kessler (EE.UU.) tercero.

Creado en 2010 por la EEM World, el desafío que enfrentan los competidores es lograr el mejor tiempo, con penalizaciones de 2 segundos por cada obstáculo derribado. El ganador es, por lo tanto, el que es a la vez el más rápido y el más preciso. El formato del evento asegura un suspense completo, y el Longines Speed ​​Challenge también se hace muy atractivo para el público, que puede seguir los tiempos logrados por los competidores en tiempo real. Y como saben cual es el momento en que saltarán a la arena, cada espectador puede alentar a su favorito hasta el final de la ronda.

Roger Yves Bost sobre Castle Forbes Cosma durante el Longines Speed Challenge
Roger Yves Bost sobre Castle Forbes Cosma durante el Longines Speed Challenge

Patrocinador principal ya del Longines Hong Kong Master (28 de Febrero a 2 de Marzo , 2013), y la segunda ronda del Grand Slam Indoor Masters organizado por EEM World ahora en Paris y antes en New York, Longines ha decidido fortalecer su participación en los deportes ecuestres.

Alain Henry, Director de Longines Francia, Juan Carlos Capelli, Vice Presidente de Longines y Jefe de Marketing Internacional y Fernanda Ameeuw, Embajadora del Grand Slam con el podio de la Longines Speed Challenge: Gregory Wathelet (BEL), 2º, Roger Yves Bost (FRA) ganador, Reed Kessler (USA), 3º
Alain Henry, Director de Longines Francia, Juan Carlos Capelli, Vice Presidente de Longines y Jefe de Marketing Internacional y Fernanda Ameeuw, Embajadora del Grand Slam con el podio de la Longines Speed Challenge: Gregory Wathelet (BEL), 2º, Roger Yves Bost (FRA) ganador, Reed Kessler (USA), 3º

La pasión de Longines por los deportes ecuestres se inició en 1878, cuando se hizo un reloj con un jinete y su caballo grabados. Desde 1881, estos relojes se encontraban en los hipódromos, habiendo llegado a ser extremadamente populares entre los jinetes y aficionados ecuestres, en general. En 1926, por primera vez, la marca ha participó como cronometrador en el Concurso Hípico Oficial Internacional de Ginebra. Hoy en día, la participación de Longines en la equitación incluye las carreras, los saltos y las pruebas de resistencia.

Fuente: Longines