160. noticias


Longines Retorna a Kitzbühel

English Pусский 中文
enero 2013


La asociación de Longines a largo término con el esquí competitivo comenzó en Chamonix en 1933. El relojero Suizo comenzó a cronometrar las carreras de Hahnenkamm en Kitzbühel en 1948 y ha llevado a cabo esta tarea en más de 50 ocasiones desde entonces.

La linea de meta de la carrera de Hahnenkamm en 1969, en la que Longines se ocupó del cronometraje
La linea de meta de la carrera de Hahnenkamm en 1969, en la que Longines se ocupó del cronometraje

En este 2013, Longines, que es el cronometrador oficial de la International Ski Federation (FIS) Alpine Ski World Cup y las carreras de la World Championship, estará de regreso en la popular localidad tirolesa. Kitzbühel que es bien conocido por su exigente pista Streif - reconocida como la más difícil y la más rápido en el circuito. Muchos esquiadores grandes campeones han abordado esta legendaria pista donde Longines ha ayudado a desarrollar la parte técnica de la competición desde hace varias décadas, con la introducción de una serie de ideas innovadoras para mejorar la oportunidad y disfrute por parte del público de la carrera. En 1993, por ejemplo, Longines introdujo una nueva tecnología por la que los tiempos intermedios de los corredores pueden ser mostrados en televisión junto con el tiempo del mejor competidor para su comparación.

La Longines Saint-Imier Collection se ha inspirado en los orígenes de la tradición relojera de Longines. Las líneas elegantes y los cuernos distintivos proporcionan a estos nuevos modelos un sutil equilibrio entre el diseño clásico y contemporáneo. Con un diámetro de 41 mm, este cronógrafo está equipado con un movimiento L688 de rueda de pilares, desarrollado y producido exclusivamente por Longines. Su caja de acero muestra una esfera de color negro.
La Longines Saint-Imier Collection se ha inspirado en los orígenes de la tradición relojera de Longines. Las líneas elegantes y los cuernos distintivos proporcionan a estos nuevos modelos un sutil equilibrio entre el diseño clásico y contemporáneo. Con un diámetro de 41 mm, este cronógrafo está equipado con un movimiento L688 de rueda de pilares, desarrollado y producido exclusivamente por Longines. Su caja de acero muestra una esfera de color negro.

Además de su papel como cronometrador oficial, Longines se asociará con el famoso KitzCharity Trophy, una carrera en la que los esquiadores profesionales competen contra famosos en una sección de la pista Streif. Con el fin de ayudar al evento a recaudar fondos para mejorar la vida de los agricultores locales necesitados de las montañas y sus familias, Longines, competirá en la carrera con su propio equipo de esquiadores, compuesta por Richard Strohmeier, VP de Finanzas de Logines y dos celebridades austriacas, Armin Assinger y Matthias Lanzinger.

Al final de la temporada de esquí 2012/2013, Longines presentará su premio Rising Stars Ski a los dos jovenes esquiadores líderes que tomen parte en la Copa FIS Alpine Ski World. La mejor esquiadora de 21 años de edad, y l mejor esquiador masculino menor de 23 años recibirán un trofeo, un reloj Longines y un cheque de 20.000 francos suizos. Este nuevo premio refleja el compromiso continuo de Longines para apoyar a los jóvenes atletas. La marca ya demuestra su compromiso a través del trofeo Longines Future Tennis Aces de Roland Garros para niños menores de 13 años, así como en el Longines Future Racing Stars en el Prix de Diane Longines para jóvenes prometedores jinetes de Francia, Reino Unido, Alemania, Irlanda e Italia.

El esquiador Noruego Aksel Lund Svindal, Embajador de Longines para la Elegancia, con el reloj oficial para la temporada de esquí 2012/2013: un cronógrafo de la Longines Saint-Imier Collection.
El esquiador Noruego Aksel Lund Svindal, Embajador de Longines para la Elegancia, con el reloj oficial para la temporada de esquí 2012/2013: un cronógrafo de la Longines Saint-Imier Collection.

El reloj oficial de la temporada - el cronógrafo Longines Saint-Imier Colección - cuenta con un movimiento L688.2 con rueda de pilares desarrollado y producido exclusivamente por Longines. La caja de 41 mm de diámetro es de acero y la esfera de color negro muestra las horas y los minutos con un pequeño segundero a las 9 en punto, un calendario entre las cuatro y las cinco y por supuesto las funciones de cronógrafo: un segundero de barido central, un contador de 30 minutos a las 3 en punto y un contador de 12 horas a las 6 e punto. Este modelo va montado en un brazalete de acero con cierre desplegable de seguridad.

Fuente: Longines