160. noticias


El DeWitt Furtive Automatic Small Second

English Pусский 中文
julio 2013


La última adición a la colección Furtive, la primera línea de la marca en acero lanzada en 2013, es el modelo Automatic Petite Seconde (segundero pequeño). Que abre nuevos horizontes a todos los amantes de la relojería y el diseño excepcionales.

Su noble apariencia y encanto contemporáneo se inspira en el mundo del deporte, con una elegancia y moderación que complacerá a los amantes de los espacios abiertos, en tierra o en el mar.

Con su calibre automático de alto rendimiento y una reserva de marcha de 42 horas, se distingue de los otros modelos de la colección por un pequeño segundero a las 6 en punto. Su esfera perfectamente producida demuestra una vez más la experiencia DeWitt en la preservación de la gran tradición Suiza en la fabricación de esferas.

El DeWitt Furtive Automatic Small Second
El DeWitt Furtive Automatic Small Second

En la parte superior de la esfera, un discreto motivo negro en patrón de rayos solares destaca los índices plateados aplicados, que sutilmente sugieren un velocímetro o el puente de un barco. En la parte inferior, las rayas metálicas aplicadas sobre un fondo color madera crean una geometría que bellamente destaca el pequeño contador de los segundos a las 6 en punto.

Este pensamiento de diseño continúa en la caja de acero curvado 42 mm con superficies pulidas y satinadas que contrastan con el PVD negro para reforzar los efectos gráficos y ópticos.

La nueva línea Furtive cumple con los altos estándares de acabado adoptadas por la Manufactura DeWitt desde su creación: acabados satinados, superficies pulidas y biseladas. La alta calidad de acabado sigue en el acabado de la trasera de la caja, estampada con una decoración «Clous de Paris» y con un medallón que lleva el logotipo de la marca. También hay una «W» grabada en la corona.

Ofrecido en una pulsera de metal o en una correa de caucho negro para una mayor libertad, el nuevo Furtive Automatic Petite Seconde es el compañero perfecto para alejarse de todo.

Fuente: DeWitt