160. noticias


Nueva Campaña Publicitaria de DeWitt - Los Herederos de Napoleón

English
septiembre 2014


Para su nueva campaña de publicidad internacional, la Manufactura relojera DeWitt toma como tema los orígenes aristocráticos de su fundador, Jérôme de Witt, un descendiente directo de los emperadores y reyes europeos, que cuenta entre sus ilustres antepasados al emperador Napoleón Bonaparte, el Rey Jeróme de Westfalia y el rey de los Belgas Leopoldo II.

Inmerso desde una edad muy temprana en un universo en el que la belleza y la excelencia eran sinónimos de poder, Jérôme de Witt se ha distinguido, por duodécimo año consecutivo, por la creación de relojes excepcionales en series limitadas, hechos a mano en su Manufactura por artesanos de larga experiencia.

La nobleza, la creatividad, la pasión de la familia y la excelencia relojera son los valores defendidos por DeWitt. Una visión decididamente audaz de la marca es crear una formulación de la relojería de lujo que es diferente pero auténtica, combinando técnicas tradicionales y una excepcional experiencia tecnológica.

Twenty-8-Eight Tourbillon Prestige por DeWitt
Twenty-8-Eight Tourbillon Prestige por DeWitt

Relojes Alma por DeWitt
Relojes Alma por DeWitt

Las nuevas imágenes publicitarias de Dewitt muestran dos de colecciones emblemáticas de la marca, creada en variaciones sutiles de oro rosa y blanco. En primer lugar, el reloj Twenty-8-Eight Tourbillon Prestige, con su movimiento automático equipado con un sistema patentado de regulación de la energía, una aguja de segundos dead-beat y un rotor periférico, combinado con una poderosa estética industrial, que ilustra la experiencia técnica de la casa.

En segundo lugar, la Alma Collection expresa su feminidad a través de un sutil juego de formas y esferas armoniosas, esferas hechas a mano por los maestros de la Manufactura.

Bajo la silueta protectora del ilustre antepasado de su fundador, Napoleón Bonaparte, DeWitt ofrece sus relojes para hombres y mujeres de todo el mundo que están a la busca de la rareza, la dignidad y la perfección de la relojería. O en la mente de DeWitt, los «nuevos emperadores».

Fuente: DeWitt