160. noticias



El esqueleto robusto: el Twenty-8-Eight Skeleton Tourbillon por DeWitt

English Pусский
noviembre 2015


Tourbillons es el nombre del juego una vez más, y la nueva oferta de la manufactura DeWitt es un modelo esqueletizado. Pero este reloj es algo más que sólo piel y huesos.

La idea detrás de los modelos esqueletizados es simple: quitar la mayor cantidad de material posible durante la construcción de un reloj, por lo que es más ligero y ultra-delgado. Mientras que esto es un logro en sí mismo, el problema es que los relojes resultantes son por lo general bastante frágiles.

Pero ese no es el caso aquí. Después de todo, se trata de una marca que ha sido fuertemente influenciada por el diseño arquitectónico.

El esqueleto robusto: el Twenty-8-Eight Skeleton Tourbillon por DeWitt

El nuevo Twenty-8-Eight Squeleton Tourbillon por DeWitt no pretende competir con los esqueletizados ultra-delgados y frágiles ya en el mercado. La arquitectura de este modelo esqueletizado permanece deliberadamente fuerte, como lo demuestran sus 48 columnas imperiales, lo cual es una característica típica de la práctica totalidad de las obras maestras de DeWitt. Añaden profundidad al reloj, y la marca ha jugado realmente con capas en este reloj, con un impresionante laberinto de curvas, círculos y líneas rectas.

El barrilete esqueletizado posicionado a las 12 en punto, por ejemplo, revela el interior del motor. La forma dada al barrilete trabajado en abierto se inspiró en el diseño de los volantes de coches de época. A medida que la rueda de cañón gira con el desenrollado del muelle, las tijas de la parte superior se deslizan sobre las tijas de la parte inferior.

El esqueleto robusto: el Twenty-8-Eight Skeleton Tourbillon por DeWitt

También hay un logo «W» esqueletizado posicionado a las 9 en punto, también se duplica en la parte inferior del movimiento. Una vez más el efecto es interesante, dando la sensación de volumen añadido cuando se mira el movimiento desde cualquier lado del reloj. Y, por supuesto, está el tourbillon, que atrae los ojos aún más hacia el movimiento.

El calibre de cuerda manual DeWitt DW8028s del reloj está producido enteramente en la propia casa. Está equipado con un impresionante escape de áncora Suizo y una espiral hecha de una aleación irrompible, inoxidable con auto-compensación anti-magnética. La precisa rodadura plana de la espiral - que mide a unos minúsculos 0,0001 mm - garantiza la extremadamente alta precisión del mecanismo.

El esqueleto robusto: el Twenty-8-Eight Skeleton Tourbillon por DeWitt

El movimiento está alojado en una caja de 43 mm bien proporcionada en oro blanco de 18 quilates, con cuernos y columnas que se muestran en sus flancos rediseñados, por lo que es inmediatamente reconocible como una pieza DeWitt.

Y para DeWitt no es suficiente que el reloj esté hecho a mano; la manufactura también se asegura de que cada reloj de alta complicación esté totalmente montado, ajustado y probado por un solo maestro relojero. Se trata de una de combinación de ese tipo de delicadeza y fuerza arquitectónica que hace de este reloj uno de los modelos esqueletizados más sólidos del mercado.