160. noticias


Louis Vuitton alcanza el estatus del sello “Poinçon De Genève”

English Pусский
febrero 2016


El fabricante Francés de artículos de lujo ha obtenido el «Sello de Ginebra» y se ha únido a un círculo prestigioso de casas relojeras que comparten la certificación. Su nuevo reloj Flying Tourbillon “Poinçon de Genève” - un reloj delicadamente esqueletizado equipado con un regulador de tourbillon - representa un importante avance de la relojería para la marca.

Louis Vuitton ha pasado a un nivel superior. La marca que a menudo asociamos con bolsos de lujo acaba de hacer un avance serio en su relojería, logrando la certificación «Poinçon De Genève».

La institución independiente - regulada por las leyes del cantón de Ginebra - garantiza el más alto grado de artesanía y el cumplimiento de las normas de la relojería fina, que se han establecido desde 1886. Entonces, ¿qué fue exactamente lo que Louis Vuitton hizo con su Flying Tourbillon para recibir la alta distinción?

Louis Vuitton alcanza el estatus del sello “Poinçon De Genève”

Uno de los criterios del «Poinçon de Genève» es que la superficie de cada componente de reloj debe ser decorada. En este reloj, cada milímetro cuadrado muestra una atención meticulosa a los detalles. La V de la jaula del tourbillon a las 6 horas está totalmente pulida en bloque y tiene un brillo de espejo. Los puentes en la parte posterior del movimiento están horizontalmente cepillados y satinados. Incluso las piezas que son invisibles, ocultas por otros elementos, son terminadas con graneado circular por el maestro relojero.

Louis Vuitton alcanza el estatus del sello “Poinçon De Genève”

Además, la caja de Platino 950 alterna entre un acabado satinado cepillado circular y un pulido espejo. El contraste de estas texturas refuerza el sutil juego de volúmenes, lo que es aún más impresionante teniendo en cuenta el perfil delgado de 9.1mm del reloj.

Por dentro, el nuevo calibre LV104 fue desarrollado desde cero por La Fabrique du Temps Louis Vuitton, con los criterios del «Poinçon De Genève» específicamente en mente. El resultado es el más aéreo y minimalista de los movimientos que se hayan diseñado por Louis Vuitton. Con reminiscencias de algunos de los finos relojes derQuinting, el calibre esqueletizado parece estar suspendido en el aire, como si estuviera flotando en el interior de su caja de platino 950.

Louis Vuitton alcanza el estatus del sello “Poinçon De Genève”

La transparencia domina este reloj, mostrando abiertamente la destreza técnica de la marca a la que los expertos le han brindado el Poinçon de Genève. A las 6 en punto tenemos un nuevo tourbillon volante, en consonancia con la ligereza del reloj. Técnicamente, significa que no está en manos de un puente superior como en un tourbillon normal, sólo se sujeta desde abajo. Estéticamente, significa que tenemos una vista sin obstáculos del movimiento desde casi todos los ángulos.

El efecto visual de este logro técnico es igualmente dramático, con la proyección de la letra «V» hacia el espectador. El puente más bajo del tourbillon, y la incidencia en la esfera descentrada en la posición del mediodía también reproducen la forma de la V. Un guiño a la identidad de Louis Vuitton, el motivo de la V está inspirado en «Volez, Voguez, Voyagez» El lema de la marca.

Louis Vuitton alcanza el estatus del sello “Poinçon De Genève”

Como la más reciente adición a la colección de Louis Vuitton, el Flying Tourbillon «Poinçon de Genève» es el ejemplo perfecto de que menos puede ser más. El reloj es dramático precisamente porque juega con la idea de la nada. Al mismo tiempo, demuestra una sofisticación atemporal acorde del Sello de Ginebra. Combinadas, estas características únicas elevan a Louis Vuitton al más alto grado de la relojería.