160. noticias


Parmigiani Fleurier vuelve a sus raíces con el Toric Chronomètre

English
mayo 2017


El elegante nuevo reloj del relojero Suizo es una fina interpretación contemporánea del primer reloj diseñado por Michel Parmigiani.

Parmigiani Fleurier vuelve a sus raíces con el Toric Chronomètre

Los aficionados al relojero Parmigiani Fleurier estarán encantados de descubrir la última oferta de la marca con sede en Fleurier, Suiza. El nuevo Toric Chronomètre rinde homenaje al primer modelo de Michel Parmigiani que fundó la marca en 1996.

Desde entonces, la familia de relojes Toric se ha jactado de algunas de las complicaciones más impresionantes del relojero. Pero este modelo representa un retorno a lo básico, un retorno a los días fundacionales de la joven empresa.

Parmigiani Fleurier vuelve a sus raíces con el Toric Chronomètre

Horas, minutos, segundos y fecha es todo lo que tenemos en este reloj en términos de complicaciones. Pero decir «eso es todo lo que conseguimos» es un gran eufemismo, porque se trata de un reloj bellamente diseñado.

Incluso los modelos más antiguos del Toric eran relojes distintivos, en gran parte gracias a sus biseles, que alternaban con patrones y moleteados. Michel Parmigiani basó este diseño en lo que entendía como la convergencia de los vínculos que unen la naturaleza, las matemáticas y la geometría arquitectónica.

Parmigiani Fleurier vuelve a sus raíces con el Toric Chronomètre

Como resultado, en el bisel de este reloj podemos ver elementos de diseño de la estructura de una columna dórica - un símbolo de la arquitectura griega antigua - así como conchas de mar puntiagudas que toman la forma de una espiral.

Lograr este aspecto distintivo no es una tarea pequeña. De hecho, el moleteado del bisel ha sido creado por el único artesano en el área de Val-de-Travers de Suiza conocido por poseer esta habilidad. No es ninguna sorpresa entonces, que él haya estado colaborando con Parmigiani desde 1996.

Parmigiani Fleurier vuelve a sus raíces con el Toric Chronomètre

La caja del Toric Chronomètre también ha sido rediseñada, adquiriendo una forma más delgada y más ergonómica gracias a los contornos curvos y los cuernos rediseñados. La elegante caja es de sólo 41 mm de diámetro y 9,5 mm de espesor, y está disponible en oro blanco o rojo.

Mientras que la caja se ha racionalizado, la corona se ha convertido en una característica más imponente en esta iteración. Sin embargo, el diseño conserva los códigos de la firma de la colección, que ofrecen una apariencia atractiva pero discreta.

Parmigiani Fleurier vuelve a sus raíces con el Toric Chronomètre

En el interior tenemos el calibre PF331 certificado por el COSC, que late a unos relativamente altos 4 Hz y que ofrece hasta 55 horas de reserva de marcha. A través de la parte trasera de la caja podemos apreciar plenamente el movimiento, cuyos componentes han sido todos finamente decorados.

Parmigiani Fleurier vuelve a sus raíces con el Toric Chronomètre

El Toric Chronomètre se ha puesto a disposición en dos opciones de esfera: una opalina negra o mi opción preferida, la versión texturizada de blanco graneado. Las esferas limpias y bien proporcionadas son llevadas a la vida por dos delgadas agjas estilo jabalina, que son uno de los aspectos más distintivos de este reloj.