time-business



Japón, ¿hacia un resurgimiento?

2017: -3.4%

English
marzo 2018


Japón, ¿hacia un resurgimiento?

En 2017, el mercado de relojes de Japón mostró algunas tendencias muy interesantes. Tras el regreso de turistas de la gran China, la demanda entrante muestra un resurgimiento gradual. Por otro lado, los hábitos de consumo Japoneses aún no se han recuperado por completo del impacto del colapso de Lehman.

L

os datos publicados por la Federation of the Swiss Watch Industry reflejan la compleja situación del mercado Japonés de relojes. Hasta hace unos años, los turistas Chinos ricos eran prácticamente los únicos clientes de los minoristas de relojes en dos famosas zonas comerciales, Ginza y Nihombashi.

Sin embargo, desde que Xi Jinping lanzó su campaña contra la corrupción y comenzó a tomar medidas enérgicas contra los productos importados, sus intereses pasaron de comprar bienes de consumo a comprar experiencias. En lugar de transportar bolsas de marcas de lujo, se interesaron en restaurantes de sushi con estrellas Michelin.

Algunos comerciantes y grandes almacenes continuaron confiando en ellos, y trataron de expandir sus equipos de venta al público, pero sus esfuerzos pronto resultaron inútiles.

Pero en 2017, los turistas del extranjero, especialmente de la gran China, mostraron un fuerte deseo de comprar relojes y artículos de lujo nuevamente. Curiosamente, muchos de ellos estaban interesados no solo en las marcas famosas, sino también en los tipos de relojes que prefieren los Japoneses. De hecho, fui entrevistado por una guía de compras para turistas Chinos sobre relojes que se vendieron bien a Japoneses. Además, cuando compraban, tendían a comprar solo uno o dos. Para ser justos, en los últimos años, han recuperado sus ojos penetrantes para elegir productos y artículos.

Japón, ¿hacia un resurgimiento?

Por otro lado, los hábitos de consumo de los Japoneses todavía no se han recuperado del colapso de Lehman. El aumento del mercado bursátil y el vertiginoso valor del Bitcoin han provocado la recuperación de productos de súper lujo, pero las ventas de relojes (especialmente las de pequeños fabricantes) son débiles para el rango de 500.000-3.000.000 de yenes (4.000 a 26.000 dólares). La situación económica de Japón se está recuperando, pero aún no lo suficiente como para estimular a la clase media. Y debido a un inventario excesivo impulsado por los principales fabricantes y grandes grupos, las tiendas minoristas están perdiendo constantemente la capacidad de compra.

Los relojes que continúan vendiéndose bien en Japón son los mismos. Está Rolex, por supuesto, más el deportivo Hublot, TAG Heuer, con su atractivo juvenil, y Richard Mille, ahora un icono para los ricos. Hamilton todavía domina el mercado de nivel de entrada. Sin embargo, en los últimos años ha habido una tendencia creciente a que los productos de lujo de los fabricantes nacionales se vendan bien. Grand Seiko y Oceanus de Casio son buenos ejemplos. Muchos Japoneses son muy conscientes del precio, como sin duda los compradores extranjeros.

Como resultado, nos hemos dado cuenta de que los relojes fabricados en Japón son relativamente baratos y de una calidad comparativamente alta. Entonces, ¿qué pasará en 2018? La recuperación económica durará hasta 2020, lo que también estimulará el mercado de relojes. Sin embargo, la situación en Corea del Norte sigue siendo una preocupación principal. Muchos japoneses todavía son optimistas, pero si la situación empeora, la economía de toda la región de Asia oriental se verá afectada, no solo Japón. No son los Japoneses o los Chinos los que están al mando, sino el «dictador Kim».