articulos



SIHH 2009: Mucho para elegir, poco para gastar

English
abril 2009


Por D. Malcolm Lakin

Antes de adentrarnos en las particularidades trascendentes de este SIHH (como qué me dieron de comer o quien se bebió todo el Chardonnay), me gustaría señalarles una cosita que me agobió durante este importante certamen.

Se trata del inconmensurable enigma que parece preocupar a todo el mundo: la crisis económica, donde parecen no tener fin los heraldos del final apocalíptico. A pesar de que los expositores adoptaban un talante prudente y un moderado optimismo en el SIHH, quedaba claramente de manifiesto a todo visitante que rondara por el elegantemente vestido salón, que el único ingrediente que le faltaba para ser un éxito rotundo era la presencia de público.

De los cuatro días que pasé allí, en dos tuve dificultades para encontrar mesa para comer (un termómetro válido para el cálculo de asistencia), y esos fueron el segundo y el tercer día del SIHH, cuando se concentraron los mil doscientos periodistas acreditados. Claro que puede que se trate de la legendaria voracidad de los chicos de la prensa, atraídos por las delicias culinarias puestas a su alcance: mousse de calabaza, crema de castañas, tostas de cagarrias (¡se lo juro, es una seta primaveral!), salmón ahumado, ensalada de pollo tailandés, sushi, etc. Pero lo realmente significativo era que nosotros, los periodistas, superábamos sobradamente a los compradores.

¿Pánico o pesimismo?

Sea como fuere, el SIHH se concibió como el marco perfecto para la transacción comercial y. durante dieciocho años, ha cumplido a la perfección esta función. En esta decimonovena edición, no obstante y a pesar de lo que puedan haber leído u oído procedente de los promotores y expositores, el resultado fue más bien lúgubre. Aún antes de abrir sus puertas el SIHH, en el ambiente flotaba la noticia de que Cartier había aprobado un expediente de regulación por el que prescindía de 160 empleados de la fábrica de Villars-sur-Glâne. Estas son medidas que se adoptan cuando se espera una recesión prolongada de la economía. Posteriormente se supo que Ebel y Zenith también estaban despidiendo personal. Uno de los razonamientos en que suelen ampararse las principales marcas de bienes de lujo, como Cartier, es que, debido a su distribución a escala planetaria, cuando en una zona hay recesión, la producción se transfiere a una zona de economía emergente. Lo que más me preocupa es que firmas como Cartier, que han presentado cuantiosas novedades que van desde la sencilla elegancia del nuevo Baignoire hasta su inspirado Tourbillon, estén siendo presas del pánico y reaccionen de forma excesivamente pesimista. ¿O es que los distribuidores están sobrecargados de existencias? Una cosa les diré: no sabrán gran cosa si esperan que se lo cuenten las marcas implicadas, parece ser que han decretado una moratoria de la información significativa.

Dice mucho a su favor que el Grupo Swatch comunicara a través de Nick Hayek que no iba a reducir plantilla, recalcando que las firmas no deberían estar tan pendientes de la bolsa y empezar a despedir personal salvajemente solo porque los resultados empeoran tras largos años de enormes beneficios.

SIHH 2009: Mucho para elegir, poco para gastar CHRONOGRAPH, de la Ralph Lauren Sporting Collection Reloj en acero inoxidable equipado con un calibre automático RL750 de Jaeger-LeCoultre para Ralph Lauren. Esfera negra mate barnizada con numerales romanos blancos y pista de minutos periférica, manecillas de espada con superluminova blanca, horas, minutos, subesfera de segundos a las 6, manecilla central de cronógrafo, contador de 30 minutos a las 3, contador de 12 horas a las 9 y fecha a las 6. Reserva de marcha de 48 horas, sumergible a 50 metros, brazalete de acero.

Preludio

Mi semana empezó la tarde del domingo, la víspera de la apertura del SIHH. Tuve la suerte de conseguir una entrevista cara a cara con Ralph Lauren, de Polo Ralph Lauren y Johann Rupert, el Presidente del Consejo del Grupo Richemont, la Compagnie Financière Richemont para ser exactos. Dada la importancia de la entrevista, la publicaremos en un próximo número de Europa Star. A modo de aperitivo, les comentaré que el lanzamiento de la marca Ralph Lauren es una sociedad a partes iguales entre las dos organizaciones, negociada, nutrida y ejecutada por voluntad de los mencionados caballeros. Ralph Lauren ha aplicado todos sus sentidos para crear su primera colección intemporal de relojes, que emplea los movimientos mecánicos de marcas del Grupo Richemont. Para que estén contentos, les muestro un poquito de lo que será la colección: el Chronograph de la Ralph Lauren Sporting Collection. Por la noche Ralph Lauren invitó a unas trescientas personas a una velada mundana en el Grand Théâtre de Genève donde todos disfrutamos de lo lindo.

Ahora quiero serles franco: no consigo entender para qué estaba Dunhill en el SIHH. Era el primer stand a la izquierda de la entrada y los aparadores no mostraban nada de interés a excepción, quizá, de un viejo reloj Dunhill Facet. Sorprendía que, en un contexto de decoración tan típicamente británica, se expusiera destacadamente un Alfred Dunhill Atmos Regulator diseñado, fabricado y comercializado por Jaeger-LeCoultre.

SIHH 2009: Mucho para elegir, poco para gastar

Visité el stand en menos tiempo del que tarda un mosquito en picarte. Cuando inquirí a la jovencita que atendía el mostrador de información si tenía algún dossier de prensa referente a los relojes nuevos, su falta de reacción me impulsó a repetirle la pregunta. No se me había ni tan siquiera ocurrido que no hablara francés. Cuando volví más tarde la cosa no había mejorado. Los relojes nuevos seguían sin aparecer y lo único que fueron capaces de facilitarme fue una carpeta Dunhill conteniendo un solo folio que informaba de la estrecha relación entre Alfred Dunhill y Jaeger Le-Coultre y cuyo título rezaba “Alfred Dunhill hacia la Intemporalidad”. Y tanto que van hacia la intemporalidad, y al olvido, irremediablemente.

Todo lo contrario que Baume & Mercier. El gigante dormido de antaño está de vuelta a la palestra gracias al dinamismo que Michel Nieto y su equipo han insuflado a la marca. Eso incluía un nuevo, espacioso y dinámico stand de recepción en el SIHH.

SIHH 2009: Mucho para elegir, poco para gastar HAMPTON MAGNUM XXL y CLASSIC XL OPEN BALANCE de Baume & Mercier

La rueda de prensa se inició con el pase de una película sobre los Hamptons, una zona de veraneo en el extremo oriental de Long Island, a un tiro de piedra de Manhattan pero a muchas brazas de distancia respecto a Europa. Sin quitarle méritos al encanto de la película, es batalla perdida pasarlo a un grupo de curtidos periodistas quienes, como norma, tienen a los editores acechándoles para que entreguen a tiempo. Lo que queremos es ver los relojes, con una escueta y esquemática explicación técnica para pasar luego a una sesión de manoseo de los mismos.

La razón de ser de la película sobre los Hamptons era porque, como Vdes. ya deben saber, hay una colección con ese nombre en Baume & Mercier. Uno de los más recientes es el Hampton Magnum XXL rectangular de 37,4 x 48 mm que monta un movimiento automático ETA 7750 con segundero pequeño a las 9 y ventanilla de fecha a las 3. Puede ser en acero o en oro rosa, es sumergible a 200 metros y lleva una correa negra de cocodrilo.

Otro model Hampton es el Classic XL Open Balance, un bonito reloj rectangular en acero propulsado por un movimiento Soprod 2834- 2BV. La medida XL corresponde a una caja de 30 x 45,4 mm y la característica más notable del modelo es el troquel a las 12 a través del cual puede verse el funcionamiento del volante. A mi, lo que más me gustó fue la deliciosa esfera en opalina plateada con su decoración guilloché.

Lamentablemente no puedo ofrecerles imágenes (por no estar disponibles) de las otras novedades del fabricante dentro de la colección William Baume: un modelo ultraplano con movimiento de 2,5 mm, uno con segundos retrógrados y gran fecha, un cronógrafo monopulsador y un tourbillon volante; todos ellos de precios razonables, por lo que tengo la impresión de que Baume & Mercier no será la marca más afectada por la recesión de las del Grupo Swatch.

SIHH 2009: Mucho para elegir, poco para gastar SPORT CHRONOGRAPH AUTOMATIC de Montblanc

Regalo para sus ojos

La zona de atención de clientes del stand de Montblanc era todo un espectáculo centrado en la colección de relojes, como debe ser en el mundo de la relojería. La marca ha recorrido un largo trecho en poco tiempo en lo que a arte relojero se refiere.

Además de otros relojes revisados recientemente, se presentó uno para los amantes del negro: el nuevo Montblanc Sport Chronograph Automatic. Su rotundo aspecto negro intenso les hará creerse los nuevos Rambos urbanos. Este robusto cronógrafo monta un movimiento Montblanc automático 4810/501 con reserva de marcha de 48 horas. Para los que tengan interés en estas cosas, les diré que lo componen 240 piezas, probablemente más que un Ferrari. Con ventanilla de fecha a las 3, contadores de 30 minutos y 12 horas para el cronógrafo, pequeño segundero a las 9 y manecilla central de cronógrafo. Su caja de acero de 44 mm de diámetro lleva un recubrimiento de DLC negro y es sumergible a 200 metros.

No han descuidado al publico femenino y así, el Star Eternal Lady en sus varias versiones ofrece la posibilidad de múltiples combinaciones que dejarán a su chica exultante de alegría y a sus amigas parpadeando con los destellos que emiten las esferas y los biseles repletos de diamantes. En resumen, el stand de Montblanc era una fiesta para los ojos y una fuente de deseos para cualquier aficionado a la relojería mecánica.

SIHH 2009: Mucho para elegir, poco para gastar JARDIN ROMANTIQUE ANGLAIS por Van Cleef & Arpels MIDNIGHT TOURBILLON ITALIEN DE LA RENAISSANCE, por Van Cleef & Arpels

Poesía en Movimiento

Veamos ahora algo completamente distinto: las poéticas creaciones de Van Cleef & Arpels. En el número anterior ya anticipábamos la llegada del modelo Une Journée á Paris. Ahora hay que añadirle otros cuatro modelos de la colección “Jardin” bautizados como Jardin à la Française, Jardin romantique Anglais, Jardin d’Extréme- Orient y Jardin Italien de la Renaissance. Estos extraordinarios relojes llevan una caja de oro blanco con bisel engastado de diamantes y una esfera de madreperla y esmalte al fuego mostrando los diversos jardines a los que hace referencia su nombre. El movimiento mecánico se encarga de hacer girar un disco con motivos- botánicos que da una vuelta completa cada 365 días.

Adicionalmente, presentaron una colección de tourbillones Midnight que Van Cleef & Arpels inspiran en el personaje de ficción del Gran Gatsby. Desde luego podía haberlos llevado aunque no hay nada de ficción en las imaginativas esferas que hacen de estos tourbillons algo nunca visto antes. Sin dudarlo, la marca hará con ellos una buena cantidad de nuevos admiradores con estas piezas pensadas tanto para ella como para él.

Siempre se puede contar con Cartier para sorprendernos con piezas extraordinarias y este año no fue menos a pesar de que hay un cierto aire apocalíptico rondando las cabezas de los empleados de la fábrica. Y el concepto de “fábrica” tiene mucho peso hoy en día para Cartier ya que la marca desarrolla y produce muchos de sus movimientos. La colección de este año estaba dirigida principalmente al elemento macho de la especie, con relojes más modernos y viriles de los cuales mi favorito es el Rotonde cronógrafo monopulsador tourbillon con movimiento calibre 9431 MC.

Este movimiento en concreto fue desarrollado para Cartier por Renaud & Papi en el año 2005, ¡pero vaya un pedazo de maquinaria! Con unas dimensiones de 26.1 x 29.9 mm y un grosor de 7,65 mm lleva 25 rubís de un total de 253 piezas. Su volante oscila a 21,600 vibraciones/hora y su reserva de marcha abarca 72 horas. La caja es de platino y la corona va esmerilada y decorada con un cabujón de zafiro. Lleva cristales de zafiro delante y detrás.

SIHH 2009: Mucho para elegir, poco para gastar ROTONDE, DE CARTIER, CRONÓGRAFO MONOPULSADOR CON TOURBILLON y BAIGNOIRE CON DIAMANTES, POR CARTIER

En clara contraposición a la brillantez mecánica del Rotonde se encuentra la estilizada y curvilínea pureza del reloj Baignoire. El más sencillo en la colección es el de oro amarillo de 18 quilates con amplio bisel, esfera plateada y decorada con rayos, dígitos romanos, una correa de lona malva pulida y con movimiento de cuarzo. En el otro extremo, el más completo de los Baignoire es de oro blanco de 18 quilates con 6,84 quilates de diamantes repartidos por el bisel, la esfera y la pulsera de oro blanco. Esta impactante pieza monta un calibre de cuerda manual 430 MC.

Hay otras piezas en la colección de señora con bellísimas reproducciones de animales como elementos sobrepuestos en el bisel y la esfera, y también el nuevo Santos Triple 100 (en el que cambias la esfera con un giro de la corona) con tres combinaciones de esfera: testa de águila, el habitual Tank con dígitos romanos y bandas alternativas de brillantes blancos y negros. Realmente no me he lucido en la descripción y, lamentablemente no dispongo aún de fotos por el momento.

SIHH 2009: Mucho para elegir, poco para gastar RADIOMIR TOUBILLON GMT, de Panerai LUMINOR CHRONO DAYLIGHT, de Panerai

Diseño italiano, ¡mamma mia!

Debo admitir que siento una cierta debilidad por los relojes Panerai. Desde que la marca saltó a la palestra internacional, con su estilo grandote, audaz y fanfarrón ha contribuido a cambiar el paisaje de la relojería, hasta el punto de que no hay marca que hoy en día no tenga entre sus colecciones algún modelo si no sobredimensionado, por lo menos grande.

Unos diez años atrás escribí un artículo en Europa Star sobre Panerai titulado “Lo grande es bello”. Por una vez no me equivoqué y la compañía se ha posicionado exitosamente a lo largo de su bien dibujada ruta estratégica, por lo menos en lo que respecta a sus colecciones Luminor y Radiomir.

Le pregunté a Angelo Bonati, el CEO de la marca, como capeaba Panerai la inestabilidad actual y con una sonrisa y una palmadita me respondió: “De verdad que no lo sabemos. El lujo se ha democratizado y, por tanto, extendido. Estamos pagando por esta democratización, como todo el mundo. Por lo que respecta a Panerai, mantenemos nuestra estrategia vigente para pagar lo menos posible y además poder mantener la ventaja para cuando la situación se revierta. Tenemos la ventaja de que tenemos controlada la producción y de que, de momento, la demanda de nuestros relojes es aún superior a nuestra capacidad productiva.”

“Nuestra estrategia consiste”, sigue Bonati, “es de seguir con nuestros planes sin aventurarnos en nuevos proyectos como los relojes con diamantes. Tenemos uno de los más bonitos productos del mercado, así que ¿para qué cambiar?” A lo que no nos queda más remedio que decir amén.

Cotejando los últimos datos del C.O.S.C. (2007), mostraban unas cifras de producción para Panerai de poco más de 43.000 unidades. Haciendo una proyección estimativa teniendo en cuenta de que ahora la marca ya es una manufactura completa, calculo que Panerai estará fabricando unas 50.000 unidades al año. No está mal para una marca que fabrica el movimiento a la medida de la caja, no como otros que hacen la caja para que quepa el movimiento. Además, Panerai fabrica los relojes Ferrari y, por tanto, las cifras de esta marca deberían añadirse al total.

Presentaron un nuevo Luminor Marina Automatic de 44 mm en titanio y un Luminor 1959 Regatta Rattrapante de 44 mm especialmente diseñado para el Trofeo Panerai 2009 de yates clásicos. Pero, los dos que me cautivaron fueron el Luminor Chrono Daylight de 44 mm en titanio y el Radiomir Tourbillon GMT de 48 mm en oro rosa de 18 quilates.

El Luminor Chrono Daylight tiene ese característico aspecto robusto de los productos Panerai y, sin embargo, es relativamente ligero gracias al uso del titanio. Tiene una bonita esfera azulada y las funciones del cronógrafo son legibles gracias al recubrimiento antirreflectante del cristal de zafiro. Monta un movimiento mecánico automático Panerai OP XII con 46 horas de reserva de marcha, es sumergible a 100 metros y viene, o bien con una correa azul de piel de cocodrilo como en la foto, o bien con un brazalete de titanio. El Radiomir Tourbillon GMT en oro rosa presenta un aspecto gloriosamente opulento sin dejar de ser robusto ya que lleva un dispositivo antichoc alrededor del calibre, un Panerai P2005 mecánico de cuerda manual. Presenta horas, minutos y pequeño segundero, segundo huso horario e indicador de 24 horas que pueden contemplarse a través de un cristal de corindón antirreflectante de 1,9 mm. El tourbillon debe contemplarse a través del visor de zafiro de la tapa de la caja. Es sumergible a 100 metros si se atreve a sumergirse llevando un reloj de oro con correa de piel de cocodrilo. Es mi preferido, si tuviera la pasta iría a por el… intentaré que me hagan un descuento.

El nombre de Leonardo da Vinci ha aparecido frecuentemente en la prensa en los últimos tiempos (el libro, luego la película, etc.) así que el IWC Calendario Perpetuo Da Vinci de buen seguro que conseguirá mantener el nombre en el candelero por algún tiempo. Se trata del primer calendario perpetuo más cronógrafo ratrapante que muestra la fecha y el mes de forma digital en ventanillas situadas a las 3 y a las 9. También hay un indicador de año bisiesto. Está disponible en platino o en oro rosa de 18 quilates. La caja mide 44 x 52,8 mm y contiene un movimiento nuevo, el calibre automático 89800, compuesto de 474 piezas y con reserva de marcha de 68 horas. La energía necesaria para efectuar el movimiento de los discos de la fecha y el mes se acumula poco a poco en un resorte retenido por un gatillo de acción rápida de nuevo diseño. Como resultado, al final de cada mes, cuando el resorte está a su máxima tensión, el gatillo salta permitiendo el avance del disco de meses y, si es necesario, también del disco del año bisiesto. Por descontado, las funciones del cronómetro no afectan la precisión del reloj en absoluto.

SIHH 2009: Mucho para elegir, poco para gastar AQUATIMER CHRONOGRAPH EDICIÓN ISLAS GALAPAGOS, en oro rosa, por IWC

El Aquatimer de IWC, que fue presentado en 1967, ha cambiado de aspecto y ha aumentado su sumergibilidad – uno de ellos ha sido probado a 2000 metros de profundidad. Se declina en varios modelos: el Aquatimer 2000, el Aquatimer Deep Two, el Aquatimer Chronograph, el Aquatimer Chronograph Edition Islas Galápagos y, para aquellos que ya tienen de todo y quieran impresionar a los peces abisales, hay una versión en oro rosa de 18 quilates.

De aspecto decididamente varonil, estos relojes están pensados para los verdaderos profesionales submarinos y para aquellos fanáticos a los que les gusta retratar peces en vez de limitarse a comérselos. Por supuesto, todos llevan bisel giratorio, movimientos automáticos y recubrimientos fluorescentes para una óptima legibilidad bajo el piélago.

Y, finalmente, no quiero dejar de destacar que IWC hace donación de una parte de los ingresos procedentes de la venta del Aquatimer Chronograph Edition Galápagos Islands a la fundación Charles Darwin de las Islas Galápagos.

SIHH 2009: Mucho para elegir, poco para gastar LIMELIGHT ‘SECRET’ WATCH de Piaget POLO TOURBILLON RELATIF, por Piaget

De Compras en el Paraíso

Como ya es tradición, Piaget presentó una cuidada selección de nuevos relojes tanto para caballero como para señora y, cuando los relojes de señora no estaba en su expositor se los podía ver en las muñecas de un par de deliciosas modelos que desataban pasiones más allá de las puramente relojeras. Con su nueva colección Limelight Paradise Piaget busca crear “un deseo de partir en busca de nuevos horizontes, de sumergirse en los Mares del Sur y de demostrar que las emociones son realmente profundas…” Descubrimos el reloj “secreto” Limelight en oro blanco de 18 quilates, con su tapa articulada decorada con madreperla, zafiros amarillos y diamantes y que se abre para descubrir una esfera empedrada de diamantes y rodeada de un mar de madreperla. Equipado con un movimiento Piaget 56P de cuarzo, este reloj viene con una correa de satén blanco con cierre de oro blanco con 51 brillantes.

Habiéndose gastado una pequeña fortuna en ese reloj, el caballero probablemente iría a por el Piaget de inspiración náutica Polo Tourbillon Relatif, de oro blanco de 18 quilates con esmaltes al fuego de veleros. Equipado con un movimiento Piaget 608P de cuerda manual con tourbillon volante, de su manecilla minutera que, obviamente, gira una vez cada hora, pende el carro del tourbillon que a su vez completa un giro sobre su eje cada minuto. Esta edición limitadísima a tres unidades, muestra los cuatro puntos cardinales en su esfera en el lugar de los números romanos de las 3, 6, 9 y 12 horas.

Para conmemorar el treinta aniversario del deportivo de Piaget, el Polo, la marca ha extrapolado una colección FortyFive de cuatro modelos de titanio que usa los calibres de la casa 800P y 880P. El cronógrafo FortyFive muestra una ventanilla de fecha grande a las 12 y la corona, pulsadores y correa combinan el titanio con el caucho negro, lo que les da un aspecto actual y moderno.

En la colección de relojes mecánicos también hay novedades, especialmente el Emperador Coussin Regulator, con una espectacular combinación de caja en oro rosa de 18 quilates, esfera azul y segundero retrógrado a las 12. La subesfera de las horas a las 6 y el segundero central le dan al reloj un aspecto activo y elegante a la vez. Monta el movimiento Piaget 835P de cuerda manual y reserva de marcha de 65 horas. Auguramos un muy buen año para Piaget.

SIHH 2009: Mucho para elegir, poco para gastar LADY KALLA FLAME de Vacheron Constantin

Se vende mina de diamantes

Y, para acabar, hablaré de un reloj que hace derramar lágrimas de envidia a los derrotistas y que hará maldecir sus arcas vacías a los financieros arruinados. Se trata del Lady Kalla Flame de Vacheron Constantin. Usando un recién creado corte de diamante (el primero nuevo en veinte años), el corte Flame (o llama) moldea la piedra voluptuosamente a base de curvas no-paralelas en 57 facetas y crea un magnífico espectáculo de brillos y reflejos acordes con el precio que hay que pagar por él: un poco más de medio millón de euros.

A pesar del valor de la pieza, ésta empalidece al lado del Vacheron Métiers d’Art Kallania, un reloj en oro blanco con 186 diamantes en corte esmeralda que suman la apabullante cifra de 170 quilates, cifra nunca alcanzada hasta la fecha. Equipado con un calibre manual, muestra las horas, minutos y poderío económico.

Como se dice, si tienes que preguntar el precio, es que no puedes permitírtelo. Y aún sabiendo que no podía, pregunté el precio: la módica suma de 5 millones de Euros. Creo que se podría comprar Islandia entera por poco menos.<