noticias



Martes DÍA DE LAS SEÑORAS: De Reinas y Supermodelos

abril 2015


Martes DÍA DE LAS SEÑORAS: El mundo de la relojería no es sólo un mundo de hombres. Todos los martes exploraremos el creciente mercado de relojes de señora y si / cómo las marcas se están ajustando a él.

Como nuestro primer Martes, es lógico que se hable de cómo empezó todo:¡el hecho de que el primer reloj de pulsera habría sido encargado por, y hecho para una mujer ...!

Los relojes de señora hoy

No es una gran revelación de que la industria de la relojería está más bien centrada en el hombre. Algunas marcas apenas se centran en las líneas para las señoras, y siguen dando prioridad demográfica a los hombres, mientras que otras al menos aspiran a una división más igualitaria en sus ventas entre los hombres y las mujeres.

Pero no se trata sólo de la cuota de mercado en el que los sexos difieren. El otro estereotipo es que los relojes para hombre son muy “técnicos” y cuentan con muchas complicaciones, mientras que a las mujeres se les supone que prefieren los relojes orientados a la moda y que a menudo cuentan solo con movimientos de cuarzo.

No es así, de acuerdo a lo que vimos en Baselworld 2015. Sí, muchos relojes de moda estaban en exhibición este año en Basilea, literalmente, asociados con la industria de la moda. En Hublot fue Bar Refaeli luciendo el Big Bang Broderie. La modelo Checa Eva Herzigova hizo suyo el nuevo reloj Bvlgari LVCEA. En TAG Heuer, Cara Delevingne fue honrada con el nuevo TAG Heuer Carrera

Martes DÍA DE LAS SEÑORAS: De Reinas y Supermodelos

No sólo accesorios de moda, estás son finas piezas en su propio derecho. Otras marcas adquirieron los estereotipos de género de forma más directa, con la introducción de algunas serias innovaciones y complicaciones en sus líneas para señora. Esto incluye, por ejemplo, los modelos tourbillon de Chanel, Louis Vuitton, y Graff (el primer tourbillon para damas de la marca).

Claramente, el mercado está respondiendo a la demanda de complicaciones de alta calidad por parte de las mujeres, que estaban, hasta hace poco, reservadas para los hombres. Pero no siempre fue así...

Hecho para una mujer

Si navega por la página web de Breguet, usted puede encontrar una de las reivindicaciones de fama de la marca: el desarrollo del primer reloj de pulsera jamás conocido

Según cuenta la historia, la hermana de Napoleón, la Reina de Nápoles, era bastante el aficionada a los relojes: adquirió nada menos que 34 relojes entre 1808 y 1814 solo de Breguet. El 8 de Junio de 1810, la Reina encargó un pequeño reloj con caja de plata que podudiera ser llevado con una cinta. Breguet lo entregó, y nació el reloj de pulsera.

Martes DÍA DE LAS SEÑORAS: De Reinas y Supermodelos

La Reina de Nápoles

Mientras que el paradero del reloj es desconocido hoy, Breguet fue capaz de seguir el reloj hasta 1855, la fecha en la que le fué llevado por última vez para su reparación. Desde entonces, el rastro del reloj se ha enfriado. Según la marca, su evidencia bien documentada demuestra “más allá de toda duda” de que concibieron y realizaron el primer reloj de pulsera que se hizo nunca. La marca continúa rindiendo homenaje a su histórico reloj hoy en día, con su colección contemporánea Reine de Naples.

Pero al igual que con toda buena historia, alguien está ahí para levantar la sombra de la duda. Sí, ha habido anteriormente menciones de relojes que estaban destinados a ser usados en la muñeca, pero con pocas evidencias documentadas de su existencia. En el libro «Technique and History of the Swiss Watch» sus autores, Eugène Jacquet y Alfred Chapuis cuentan una historia diferente sobre la invención del reloj de pulsera. En este caso, no fue hecho para una mujer, pero si inspirado por una:

«Mucho se ha escrito sobre este tema, y nosotros hemos oído la siguiente historia de un viejo grabador: Una buena mujer, sentada en un banco en un parque público, amamantaba a su hijo. Con el fin de ver la hora, había unido su reloj alrededor de su brazo. Un transeúnte fue golpeado por este ingenuo ingenio. A su regreso a casa, él sueldó dos cuernos a un reloj de señora, y le añadió una correa.»

¡Deje a los Suizos ser puntuales, incluso durante los momentos más íntimos! Pero algo me dice que esto es sólo parte de la leyenda Suiza. En cualquier caso, durante los primeros días del reloj de pulsera, es verdad que los hombres usaban exclusivamente relojes de bolsillo. Escondidos en un bolsillo del chaleco, sus relojes más grandes podían estar protegidos de los elementos y una vida diaria activa. Los hombres mostraron poco interés en el reloj de pulsera durante ese tiempo, refiriéndose a ellos como «pulseras» femeninas.

Así fueron las mujeres las que iniciaron la tendencia después de todo, y fueron los hombres los que con el tiempo las siguieron. Hoy en día es todo lo contrario: el mercado de las damas está empezando a emular las tendencias de los relojes masculinos. Y así, el péndulo oscila. Pero con una pequeña diferencia: lo que comenzó una Reina en la década de 1800 se encuentra ahora en las manos de nuestras supermodelos. (VJ)