time-business



Un ejercicio de contrición

BASELWORLD 2018

English Français
abril 2018


Un ejercicio de contrición

¿Una conferencia de prensa oficial de clausura? ¡Inusual! En Baselworld nunca se había visto antes. ¿Era necesario extinguir un incendio que comenzaba, o más exactamente, los rumores del Baselexit que se estaban engordando? ¿O fue principalmente para corregir la desastrosa imagen dada por una conferencia de apertura blindada a lo Soviet?

En Japón, tendríamos derecho a todo un festival de reverencias. En Basilea, estas fueron excusas, reiteradas tanto por René Kamm, presidente de MCH, como por Sylvie Ritter, la organizadora de Baselworld. «Es un error», dicen, haber preferido discusiones uno a uno y «cruzadas» a un juego de preguntas y respuestas abierto a la prensa.

Pero su discreta oferta de entrevistas se había resuelto en el último momento, tomando a todos por sorpresa, justo antes de que los tambores intervinieran.

Y fuera de la sala, como me dijo un periodista Hindú bastante infeliz, «No hay café... no hay té...» No se hubiera hecho de manera distinta para evitarse cualquier pregunta potencialmente inquietante.

Después de las excusas...

Un ejercicio de contrición

Era necesario a toda costa reparar este error, o al menos esta incomodidad, que los dos funcionarios intentaron limar frente a unas pocas docenas de periodistas aún presentes en el lugar el martes 27 de marzo a las 10:30 a.m., decididos a responder esta vez a sus propias preguntas.

Luego de entonar este mea culpa, Sylvie Ritter afirmó con convicción que los rumores alarmistas, las crecientes críticas hacia Baselworld «no se correspondían con el estado de ánimo observado en los expositores, muy diferente». Según Ritter, estos estarían «mayormente satisfechos, tanto por el alcance reducido de este año como por el progreso de los negocios al que están vinculados».

Ella ve una confirmación en el hecho de que «todos los actores principales del espectáculo estarán presentes en 2019». Rolex, Patek Philippe, Chopard - los tres Ginebrinos más importantes - LVMH, Bucherer, el Swatch Group confirmado, y Chanel y Breitling de los que corrieron los rumores más insistentes.

¿Y más allá? Se le preguntó a René Kamm, y este contestó: «¡No respondemos sobre este tema!»

Por otro lado, reconoce Sylvie Ritter, «la reducción de precios en Baselworld sigue siendo insuficiente». Y para enumerar de inmediato una serie de decisiones ya tomadas: Baselworld 2019 durará 6 días completos, del 21 al 26 de marzo, sin contar el día de la prensa del miércoles 20 de marzo, que comenzará en la mañana y no a mediodía.

Más interesante todavía: se ofrecerán formatos nuevos y más baratos para marcas económicamente más pequeñas.

¿Reagrupamiento Basilea – Ginebra?

Una de las quejas recurrentes es la celebración en dos fechas diferentes, espaciadas por dos meses cortos, de los dos eventos principales del año, Ginebra en Enero, su SIHH y sus satélites en crecimiento, y Baselworld en Marzo.

Sí, dijo un René Kamm previsible: «Lo sé, el tema está sobre la mesa. ¿Debemos conciliar los dos salones, podemos?». La respuesta fué diplomática: «Las opiniones divergen, es un tema que está bastante abierto». Pero si aún no se ha registrado nada, ni en un lado ni en el otro, este eventual encuentro enfrenta muchas dificultades: ¿Deberíamos compartir el pastel, cortar la pera por la mitad pero comerla en las mismas fechas? ¿Se absorberá al otro? Sin mencionar una rivalidad que podría surgir entre dos ciudades que también son políticamente cercanas (Ginebra y Basilea votan sistemáticamente de la misma manera durante las votaciones federales)...

Un ejercicio de contrición

Bajar del cielo

Dicho esto, y a pesar del hecho de que René Kamm dice que «la cifra de 650 expositores es óptima», sobre todo debido a la capacidad hotelera de la ciudad en sí, esta «reducción» es objetivamente un empobrecimiento del papel histórico de Baselworld, cuya vocación es representar todo el tejido relojero Suizo y más allá.

Un poco contradictorio con lo que acababa de decir René Kamm, Sylvie Ritter también pareció admitir que la ausencia de ramos afines son una pérdida de sustancia. «Todas las profesiones contribuyen a la relojería y, por lo tanto, todas deben tener su lugar en Baselworld, incluso si sus ciclos de inversión no son los mismos que las marcas que acuden anualmente. Y además, continúa, creemos que proponemos agrupaciones para diferentes actores, nuevos formatos, que no son necesariamente en forma de stands.»

No podemos decir mucho más por el momento. «Estamos pensando en ello activamente y se harán anuncios específicos este otoño», concluye René Kamm.

Eso no quita que un importante esfuerzo se tiene que realizar… Se mantiene en el nivel de precios y en la economía necesaria en contra de este sangrado y poder retener a aquellos tentados a huir a otra parte, lo que es un importante esfuerzo que hacer. «Ya hemos bajado las tasas de alquiler un 10%, hemos eliminado cualquier contribución a los medios de comunicación que producimos (y este año todo el papel había desaparecido, pero volverá el año que viene), y ofrecemos la oportunidad para las principales marcas de dejar sus stands en su lugar durante todo el año.»

Esto no solo representa un ahorro de decenas de millones para las marcas, sino un verdadero dolor de cabeza para los organizadores, la MCH (y esta oferta sólo puede hacerse una vez cada dos años según el calendario de ferias).

Finalmente, en algunos sectores específicos, como el de la joyería, «se puede ofertar una disminución mayor para atraer expositores adicionales», se nos informa.

«Reflejar el mercado, pero con calidad» es el nuevo lema de Baselworld. Pero nada dice por el momento de si el número de 650 expositores crecerá o disminuirá el próximo año.

Nos vemos en otoño para aprender más.

Un ejercicio de contrición